viernes, 29 de abril de 2011

LA SOMBRA MODERNA


"He aprendido a medir la Nada. Mis colegas y yo estudiamos los mecanismos que llenan los vacíos sociales y económicos. La Nada está en todos lados, puede ser medida y eso abre muchas posibilidades... por lo tanto, por qué debería salir corriendo detrás de un millón de dólares, explíqueme?" Grigori Perelman, matemático que resolvió la Conjetura de Poincaré y que fue galardonado en 2006 con la medalla Fields - considerado el Nobel de la Matemática -, rechazó el galardón junto a un millón de dólares.

Me pregunto si puedo ser lo mismo, ser un artista convencido de la futilidad de publicar, de ganar premios, reconocimiento. En mi caso, extrapolado a la poesía, no a la matemática; pero estas disciplinas están más cerca de lo que se piensa ya que ambas tratan el pensamiento abstracto en diferentes niveles, son lenguaje universal y son lenguaje altamente desarrollado.

Perelman vive apartado de la sociedad y se dedica al estudio. Le admiro desde ese búnker que hace que se olvide de cosas tan mundanas como la boda real, evento que ha copado las páginas de los periódicos a nivel global y que evitó que una modesta columna de opinión, la mía, se publicara en la sección cultural del diario para el que colaboro. No es culpa de mis editores, es culpa de los ahora Duques de Cambridge por casarse y paralizar al mundo de la farándula, tema más importante que las letras, claro.

Perelman trabaja estoicamente por lograr un avance matemático y yo, lo leo. Es un genio silente como lo fue Bobby Fischer en el ajedrez, o Fernando Pessoa en la literatura. Todos comparten ese enorme amor por resolver cuestiones tan importantes como el desasosiego, ganar una partida en las menores movidas posibles, o trazar curvas en esferas que se tuercen. Ya vieron, todo es poesía.

Tu que puedes hacerlo no nos defraudes como especie, se el faro que oscurezca un poco esta época de iluminación. Siempre se necesitan sombras, Grigori.

5 comentarios:

Claudia dijo...

Maravilloso!!! tnks Jp.

Ana González Ewens dijo...

Me encantó....los hay todavía :)

Leon dijo...

La verdad, son cuatro los gatos que se pueden dar el lujo de patearle la cara a las academias de esa manera. Un par más: Sartre y Brando... a diferencia de otros, que dieron todo el trasero en pro de un cómodo apoltronamiento.

Los Buc Buc dijo...

¡Excelente post Juan Pablo! Va directo al perfil de Los Bucbuc, para compartirlo con todos nuestros lectores.

Duffboy dijo...

El Siglo XXI de ese día lo compré buscando tu columna... y al no encontrarla pensé: WWJPD (What would Juan Pablo do?). Ahora las busco en tu p. del FB.

P.D. Así o más siglas/acrónimos?