jueves, 19 de febrero de 2015

¿QUÉ PASÓ, SEÑOR MINISTRO?



Señor Pezzarossi: hace cinco meses le escribí una carta pública dándole el beneficio de la duda, apelando a sus orígenes como deportista, acerca del camote que le iba a tocar frente a la cartera de Cultura y Deportes, ministerio conocido como el Cajero Automático de los gobiernos de turno: le inyectan dinero para luego sacarlo a placer y/o comprar cualquier cosa al 1000% más de lo que se encuentra en el mercado. Regularmente a empresas relacionadas al poder lo que convierte a tal ministerio, en una lavadora del poder político.

No era tarea fácil. En mi texto apelaba a su sentido de deportividad y que se recordara de las carencias de cuando usted fue futbolista. Situación extrapolable a todo aquel que le ha costado mucho superarse, logra un puesto de poder, y hace lo humanamente posible para componer lo descompuesto. Es decir, ser una solución, no la causa de fallo.

Los políticos son esa casta endogámica que vive en una nube de corrupción donde acciona bajo y por sus propios intereses. Olvidan rápidamente su verdadera función y pasan tanto tiempo en ese tufo clientelar que apestan. Y hacen apestar a todo el país con ellos. Ser político es sinónimo en este país de ser un apestado, un transero, un ladrón de cuello blanco y un traficante de recursos del erario público.

Cuando aparece un nuevo en la escena, un civil termina convirtiéndose en la misma porquería. Pero hay casos excepcionales y yo pensé - y le di el beneficio de la duda - que algo haría usted por no entramparse con lo mismo y salirse de la norma adscrita que una vez en el poder, la gente se convierte en un engrane más en la maquinaria totalitaria y voraz de acabar con los recursos públicos.

Pero en el poco tiempo que usted lleva allí lo han agarrado de buey y usted ha jalado la carreta gustoso. No me tome a mal, pero me da cólera porque como le dije hace algunos meses, llora sangre ver cómo se zurran en la entidad que vela (o debería) por el alma crítica y sensible de los artistas. De ese patrimonio intangible que es la creatividad y la sensibilidad frente al horror que ineptos como el actual presidente, permite que ocurra.

Por ejemplo eroga mensualmente, según información de soy502.com, casi medio millón de quetzales en sueldos para asesores que están a cuales mejores zopes cuidando el cadáver de la cartera que usted dirige. Ok. Está bien si los resultados se vieran a las claras.

Pero la lógica me hace ver, si tanto se gastan en asesores… ¿No será que le están asesorando mal y lo tienen de testaferro de transas y movidas chuecas con tal que usted firme y firme y cuando todo salga a la luz, se ensañen con su persona para crucificarlo frente a los medios y tener carne y culpable a quienes piden explicaciones?

O me pregunto, ¿No sería mejor pagarle una quinta parte de todo ese dinero a alguien que no necesite tantos consejos y que haya estudiado administración y que le guste el arte y la cultura, y además, sea entusiasta del deporte? Estoy seguro que fácilmente hacemos un torre de currículos de su alto, señor Ministro. 

Eso nos dejaría – sólo en sueldos, sin contar el suyo – con 4.8 millones de quetzales de ahorro al año únicamente en materia de asesorías. Dinero que le darían vida a TANTA institución que educa y forma artistas. Es sentido común, ¿no cree?.

Por ejemplo, yendo únicamente a dos casos concretos le pregunto primeramente, ¿fue idea suya o de sus asesores expulsar a la Marimba del Palacio Nacional de la Cultura de sus instalaciones a menos de un mes de ser declarado dicho instrumento como Patrimonio Cultural de las Américas por la OEA? ¿Necesitaba el espacio para oficinas de sus asesores porque no caben ya de tantos que son?

Como le pregunto, si fueron sus asesores, mándelos pero ya a la purisísima bartolina de una patada en el culo porque eso no es asesorar, es ser bien pura mierda con su persona para dejarlo mal. Y si la idea fue suya, péguesela usted mismo. Nunca está demás la autocrítica.

Es como si yo fuera el director de un orfelinato y mandara a sacar a todos los muchachitos porque como chingan y no soporto la bulla. Usted es el Ministro de Cultura y Deportes... ¿no se le ocurrió que la marimba es un asunto cultural? 

¿O pensó que era cosa del Ministerio de Ambiente porque está hecha de madera? De ser así, me siento aliviado que no haya mandado a apresar a los músicos maestros por depredación de recursos naturales.

Órale. Usted es futbolista. Lo entiendo, no se le da mucho eso de la cultura, y las bellas artes, Así que, sin duda, todos sus esfuerzos están enfocados hacia el deporte. Es lo que usted sabe, maneja, se siente como pescadito en el agua (dale Rojo ;) y nadie le gana en conocer los arquitectos de cada sede del mundial pasado.

Le digo algo y en suma confianza, mi secretaria acaba de leer esto y soltó una carcajada. Ni ella se lo cree y la razón es simple. Hagamos un poco de historia deportiva nacional. En 1952 un profesor de enseñanza de educación física llamado Doreteo Guamuch Flores, nacido en Mixco, ganó la maratón de Boston.

Cuando digo ganó, no me refiero a que la terminó y llegó en el lugar 1345. No. Llegó de primero. De primerito. Se lo juro. Y le dieron medalla de oro por tal logro y fue tal la algarabía en el país que el gobierno de Jacobo Árbenz ante tal hazaña, decidió nada más y nada menos, que nombrar el Estadio Nacional con su nombre.

Ajáaaa... antes que me lo diga, le cuento otra historia: Doroteo Guamuch tuvo que cambiarse el nombre porque era discriminado por sus orígenes indígenas y así se nombró Mateo Flores, que era más aceptable que un sucio y chocante “Guamuch” que no suena tan bonito como otros nombres más de abolengo, historia y extranjerismo, verdad señor Dwight Pezzarossi. 

Así que el estadio nacional lleva el falso nombre de un gran valor deportista nacional que dejó su identidad indígena para ser aceptado. Vaya, la historia nos demuestra que el Estadio Mateo Flores es un monumento a las falsas apariencias y el racismo.

Sucede que 61 años después, en 2013, Luis Rivero se subió al podio primer lugar de la Maratón de Miami, es decir, nadie fue más rápido que él. En 2014, se volvió a subir al podio en tercer lugar, es decir dos atletas más llegaron antes que él a la meta. No es tan malo, ¿verdad?

Y ahora este 2015 volvió a ganar la Maratón de Miami. DOS OROS EN TRES AÑOS ESE TIPO ES UN CRACK, UN TALENTO, UN HONOR, UN ATLETA, UN VALOR NACIONAL... y cuando vino a Guate, enseñó su medalla a los medios en el aeropuerto y se fue en camioneta a su casa. 

No había nadie de la cartera que usted representa ni siquiera para darle para una su agua luego de la sed de correr tanto por este país, el mismo país que él pone en alto a pesar que cinco años atrás, la delincuencia le arrebató a su padre en un secuestro. DOS OROS Y UN PADRE POR ESTE PAÍS. Disculpe si me encabrono, pero tengo razón.

Por eso, respetuosamente, le pregunto Señor Ministro, ¿qué putas? ¡Ni cultura ni deporte! Y no, no me diga que ha retuiteado las actividades del MCD y que ha hecho y lo otro, ¿es su trabajo, no? Pero con estos dos ejemplos nada más, déjeme decirle que me decepciona. Primero con la selección y ahora desde el puesto más importante para tomar decisiones respecto a las excusas que usted mismo daba cuando era jugador de fútbol? ¿Cuál es su excusa ahora?


16 comentarios:

Grupo 4 dijo...

qué lindo, juan pablo!

Luisa F.S.C. dijo...

Mi más honesta y franca admiración para los de oro que tenés. Mejor dicho, imposible.

Luisa F.S.C. dijo...

Mi más honesta y franca admiración para los de oro que tenés. Mejor dicho, imposible.

Anónimo dijo...

Excelente articulo!!!!! Lo FELICITO!!!!!! Esa es la cruda realidad

Anónimo dijo...

Excelente

Anónimo dijo...

Buenisimo ..... No que en lo goleador lo daba todo por Guatemala... Ahora que no nos salga que se lo esta cobrando...

Armando Fuentes dijo...

exelente articulo debiese publicarse mas sobre lo de otros deportes, no sabia los datos de hitoria del corredor, sobre la politica repito a mi abuelita doctor que se mete a politica deja de ser buen medico

Tochyta Rodas dijo...

Buenísimo!! Se me eriza la piel con tanta verdad

César Orellana dijo...

Lloré y todo con esta publicación, Dios te bendiga. ¡FELICIDADES!

Leonel Estuardo Chiapas Alvarez dijo...

Uno de nuestros poetas muertos en exilio aseguró que la llamada "cosa pública" se mantiene untada de mierda... cabalmente a sabiendas que por eso el trabajador, el honrado, el visionario no la tocará ni con un palito.
Si éste le entró a la cosa untada, que con hechos demuestre que no es uno más de los untadores!!
Nosotros, que ocupados en el día a día andamos trompacéandonos con la vida bien que sabríamos reconocérselo.

Anónimo dijo...

"Y ahora este 2015 volvió a ganar la Maratón de Miami. DOS OROS EN TRES AÑOS ESE TIPO ES UN CRACK, UN TALENTO, UN HONOR, UN ATLETA, UN VALOR NACIONAL... y cuando vino a Guate, enseñó su medalla a los medios en el aeropuerto y se fue en camioneta a su casa. "

Y los ministros en caravana de carros de lujo sin pagar un centavo de gasolina

Anónimo dijo...

Sera que esta gente responde a este tipo de comentarios??? Me encantaria escucharla....

Luis Catalán dijo...

Mis respetos para usted! Más que atinado su artículo!

Leonel Andrés Urrutia dijo...

Este ministro llenándose de asesores porque cree que necesita expertos en béis, basket, ping-pong, natación, jajaja. Eso pasa por poner a quien solo sabe usar sus pies y no su cabeza. ¡Que haga algo beneficioso! Felicitaciones por su artículo mi estimado.

Claudio José Aguirre Ordóñez dijo...

Me uno a las felicitaciones de todos. Buen reclamo. Esperemos que no haya oídos sordos.

Anónimo dijo...

Mejor explicación no pudo haber, para detallar los despilfarros del Gobierno de turno,