jueves, 26 de mayo de 2016

FUE UN SÁBADO Y YO ESTABA LOCO, PABLO.


Estaba en Antigua Guatemala y me avisaron que habías nacido, mijo. Allí trabajaba yo traduciendo descripciones de prendas indígenas al inglés, con un gringo de pelo largo que vino a Guatemala a mediados de 1970 y se quedó acá. Es antropólogo y trabajábamos en una oficina con muchas plantas, cantos de aves, un gato cojo, cerveza y marihuana.

Ese día fue por la tarde y salí junto a Paco Fión… je, tu tío Paco adoptado, ya la conoces, y fuimos para allá al hospital para verte por primera vez. Yo iba muerto de miedo como quien va rumbo a lo desconocido. Tenía la sensación de alguien que va a saltar al vacío. Y allí estabas, largo y tendido en la sala maternal, acostado en una cápsula de plástico donde ponen en exhibición a los recién nacidos como si fueran pedazos de pastel a la vista de todos.

Eran las cuatro de la tarde cuando naciste y una hora y media después, te estaba conociendo a través de un vidrio. No recuerdo mucho de ese día sólo que iba muerto de nervios y sonaba Miles Davis en la radio del auto porque había un especial por su nacimiento.

Sucede que compartes cumpleaños con ese jazzista que agarraba la trompeta como una varita mágica y conjuraba hechizos que adormecen las penas, la vida, la alegría. Yo escuchaba mucho jazz por aquel entonces. Estaba obsesionado con Miles, Chet Baker, John Coltrane y Charlie Parker. Los cuatro trompetistas del Apocalipsis, son lo mejor que pudo dar el mundo en materia de interpretación, composición y mañas.

Por eso si debo decir algo sobre ti, Pablo, diría que eres jazz. Tienes la personalidad de ese género musical: enigmático, con varios recovecos internos, intensidad que va de lo suave a lo duro, mucho carácter, tímido, algo que se aprecia mejor en soledad que en público. Miles te marcó como me marcó a mí

Hoy hace quince años que naciste, mijo. No te puedo decir nada porque justo estás en la edad de la sordera y del espejo, donde te miras por primera vez conociendo quien vas a ser de grande. Solo hay una verdad y es la tuya. Qué te digo, sólo puedo apoyarte en esa búsqueda y por eso es que te vas lejos de viaje a fin de año, a no saber de nadie sólo de ti mismo.

Si te puedo decir algo mío de esos años, tendría que decirte hijo que yo no era un hombre, era un fenómeno natural. Las ciudades las conquistaba de proa a popa y allí navegaba yo, en mi crucero de concreto e intensidad. Ahora ya regresé a mi humanidad, sólo soy un viejo que recuerda y que te quiere mucho como la cola de un chucho. Así es, yo y mis chistes malos.

Pero es cierto lo del cariño, mijo. Fui hasta el infierno y por amor a ti, regresé para explicártelo, y es que tengo tanto y tanto por contarte, que no sé si me alcanzará la vida o las palabras. Por sí te puedo decir algo hoy: el día que te conocí fue el día de tu cumpleaños, dormías plácido en una cuna transparente. Fue un sábado y yo estaba loco, Pablo.

Te quiero y te querré. Sube a mis hombros, hay camino para recorrer.




lunes, 16 de mayo de 2016

BANDERA ¿NUESTRA?

(Sátira publicada en Revista Contrapoder del 13 de mayo, 2016)

Existe un nuevo proyecto de ley llamado "Jura a la Bandera", donde se quiere hacer cambios sustanciales en las expresiones artísticas por medio de injertarles versos de esta proclama nacionalista. Tanto a obras existentes, como a las venideras, así como a nombres de grupos musicales.

La obsesión del nuevo presidente por los símbolos patrios alcanza al paroxismo religioso, al punto de creer que el árbol de la sabiduría al que se refiere él Génesis no era otro que una ceiba pentandra y que el fruto prohibido que Eva ofreció a Adan, no era otro que un jugoso plátano Chiquita Banana de Tiquisate.

Me hicieron llegar a mis manos este proyecto donde quiere involucrar el nacionalismo en cualquier expresión artística habida y por haber. La campaña iMarimba de Guatemala es apenas la punta del iceberg.

Por ejemplo, los grupos nacionales ya no podrán optar a nombres de su elección, sino tendrán que elegir uno al azar de una tómbola de bingo, que serán de mensajes positivos y nacionales. Esa tómbola, realmente es un tecomate.

Esta disposición afectará a los ya existentes grupos que sufrirán de una reingeniería en su imagen. Por ejemplo, ya trascendió que el famoso grupo de cumbia llamado Los Miseria Cumbia Band, tendrá que renombrarse como Los Millonarios De Cayalá Cumbia Band. Este drástico cambio de nombre se debe a que el Presidente considera que la miseria del país se puede eliminar, al no pensar en ella. Así como la crisis hospitalaria.

También tenemos a la histórica banda de rock de la década de 1960, llamada Caballo Loco, que deberá cambiarse a Equino Proactivo, esto para dar un mensaje a las nuevas generaciones que los adultos mayores tienen mucho que dar aun al país y que jamás consumieron drogas.

Otro rubro que comprende este anteproyecto es modernizar las obras literarias con nombres que se puedan comercializar, logrando así un patrocinio de marcas de alcance global para la escena local de la narrativa. Tenemos así que Hombres de maíz, de Miguel Ángel Asturias cambiará a Hombres de maíz transgénico, para ver si alguna empresa agroindustrial patrocina el tiraje de reimpresión de la obra.

Asimismo, la novela cumbre El señor Presidente, pasará a llamarse simplemente Jimmy, para acercarse más a los 2.5 millones de jimmybelibers que le votaron. Siendo así más amigable para el público lector que no es otro que el call center de FCN-Nación. A pesar que los asesores del mandatario le sugieren lo contrario, el ejecutivo quiere seguir con tal proceso a pesar que que no tiene la menor idea de qué trata la novela de marras.

Habrán cambios sustanciales en los poemas de autores guatemaltecos. Por ejemplo, el clásico de Otto René Castillo, “Vamos patria a caminar”:

"Vámonos patria a caminar, yo te acompaño.
Yo bajaré los abismos que me digas.
Yo beberé tus cálices amargos.
Yo recitaré la Jura a la bandera
A la hora que Jimmy quiera."

Otro de los ejemplos es el texto del gran Mario Payeras, un hermoso poema llamado Kilimanjaro, que será intervenido de la siguiente forma:

"No es la nostalgia humana
por las viejas primaveras de un país
donde los pájaros son mansos,
ni por las lluvias de la infancia
es porque el Himno de Guatemala
es más bonito que el de Francia."

Este cambio, la vuelta hacia el nacionalismo extremo del gobierno, se notará inclusive en las letras de las canciones de clásicos como "Luna de Xelajú":

"Luna gardenia de plata
que en mi serenata te vuelves canción
tu que me viste cantando
me ves hoy llorando mi desilusión
calles bañadas de luna que fueron la cuna
de mi bandera nuestra
a ti juramos devoción perdurable
de mi Xelajú..."

Otra de las permutas será en canciones como "Peces e Iguanas", un clásico del rock nacional de la autoría de Bohemia Suburbana:

"En situaciones como esta
de nada sirve una promesa
ni el mucho pensar antes de recitar
la jura a la bandera
un día un presidente miró por la ventana
vio como la bandera ondeaba de liviana
tan liviana que pensó que mañana
la recitaría mejor
y así cantó loor al escudo de armas
y al transfuguismo y contar fábulas en las aulas."

Al único que no le tocarán sus letras, nombres ni nada es a Ricardo Arjona, ya que Jimmy Morales considera que es el único artista digno de no ser intervenido porque es perfecto. Tanto que trascendió que sus letras son la inspiración para contar sus fábulas, se rumora que ya trabaja en una llamada Pinguinos en la cama es igual a percentiles macroeconómicos que se alejan de los porcentajes netos de recaudación frente al dólar, don David. Viene una puesta en escena con elefantes reales.


LISTADO DE GRUPOS PARA CAMBIO DE NOMBRE.
Ya se sabe que varios grupos fueron invitados a hacerse una reingeniería nacionalista de su nombre para que entren en el plan de gobierno.

Bohemia Suburbana: Noche Cultural de Colonia Clasemediera.
Extinción: Renacer Rockanrollero.
Viento en Contra: Viento en Popa.
Roudha: Fabiola Rodas.
Hot Sugar Mama: Mamita de Azúcar Caliente don Justo Cabal
La Horchata Regular Band: La Horchata Extra Grande Band
El Clubo: El Club@ (para no ofender géneros masculino o femenino)
Viernes Verde: Domingo de Resurrección
Tijuana Love: Amor de Tapachula.
Legión: Arcángel Gabriel
Radio Viejo: iPod
Ricardo Andrade y los Últimos Adictos: Ricardo Andrade y los Trabajadores de Call Center Reformados
Guerreros del Metal: Vencedores de la Capital
La Bacteria Soundsistem: Sistema de Sonido Cultivo Homeopático Antibiótico.

martes, 26 de abril de 2016

PEPENAS DE MUERTE 2: CRISTIANA VENGANZA


Para buena parte del mundo árabe, el homosexualismo es una aberración que se condena con la muerte. Es decir, existe la pena capital para todo aquel hombre que no cumpla con el mandato de "no desearás a tu vecino, ni al esposo de tu amiga".

Los diferentes medios electrónicos se inundan de vez en cuando con fotografías muy ilustrativas de gays siendo ejecutados por esas tierras donde el mensaje de Mahoma es desvirtuado al punto de parecer cristianos interpretando la Biblia.

Les lanzan de azoteas de edificios o mezquitas, o bien los cuelgan del cuello y los suspenden por medio de grúas hasta que dejan de bailar agónicamente, y mueren. Imagen nada grata, por cierto. Ese tipo de noticias dejé de verlas porque me entra un enojo profundo por la humanidad.

Me dan ganas de matarlos a todos esos, los que matan.

Ni hablar de casos extremos de lapidaciones donde el padre apedrea hasta la muerte al hijo porque le gusta jugar más con el Ken de la Barbie, que con sus GI Taliban. Vaya desgracia.

Para los fundamentalistas del Islam, el homosexualismo comparte podio entre los pecados capitales como el asesinato y el narcotráfico. Esa condición significa muerte, pero, si la pena de muerte funcionara, ya no habrían gays en Irán. Por ejemplo.

Y esa es mi tesis: matar a alguien no soluciona el problema de raíz. Y, obviamente, no digo que aquellos seres humanos con tendencia sexual distinta a la norma, sean un problema social, únicamente me sirvieron para ejemplificar que la pena de muerte no soluciona nada.

Aclaro esto para que mañana me tachen de homofóbico o misógino (soy un vil misántropo a secas :) Pero ya vamos en serio: Texas es de los estados de la unión americana que más se ufana de pasar gente por el patíbulo, tanta, que comerse un steak allá debería de generar muchas dudas... digo, miremos el índice de obesidad de Estados Unidos.

¿Pero esto ha paliado de alguna manera el crimen...? Absolutamente no. Al contrario logró hacer más cínicos y kamikazes a los delincuentes: si cae, lo meten preso, juicio largo y pasillo de la muerte hasta por 30 años. Es carísimo mantener un sistema así inclusivo para el estado más rico del país experto en muerte.

“Bueno”, dirán ustedes, ángeles de la muerte, “pues se agarra al delincuente, tribunal de fuero especial y zaz, muerto el degenerado”. Sí, y volvemos a la década de 1980 donde cualquiera podía ser desaparecido por conectes con jueces corruptos, militares de hígados negros. No gracias, así cualquiera que caiga mal, ya le dan chicharrón.

Los argumentos de estas latitudes son risibles, emocionales y pendejos. Para el lobbista de la pena de muerte la cosa no pinta distinta. De nada le sirven la cantidad de títulos académicos alcanzados si exigen justicia por medio de acabar con una vida humana.

La pena de muerte es más política que práctica. Ellos lo saben, inclusive es ideológica. Quien tenga el poder estatal, tiene licencia para matar, y quienes ostentan y aspiran a dicho poder, se ha comprobado que son idiotas y empresarios de corte ultraconservador con posturas tan neuróticas y retrógradas, que hacen ver al dinosaurio de Tito Monterroso, como un comunista.

Resumen: la pena de muerte no es otra cosa que la salida sangrienta que el pueblo exige a sus élites, ante los desmanes que individuos o grupos criminales del pueblo, realizan contra el pueblo mismo. Pero, no se dan cuenta que las condiciones para que esos abusos existan, son propiciados por la propia élite.

Como dije en mi columna anterior, desfilarán por el patíbulo delincuentes de poca monta dejando a los criminales de cuellos blanco, a lo suyo: mantener el estatus quo. Y claro, las condiciones no cambiarán únicamente, se irán empeorando.

Como en el caso de Irán, nuevamente, donde luego de matar mujeres y niñas (los hombres son muertos casi en exclusividad por narcotraficantes y homosexuales), se han extendido al arte: conocida es la fatwa a Salman Rushdie por su libro Los Versos Satánicos. Y menos conocida, la aprensión del grupo de heavy metal iraní Confess por apóstatas, lo que supone, sí adivinaron bien, pena de muerte. Esto sucedió apenas hace unos meses.

Si empiezan matando a los culpables directos de los crímenes, luego se buscará a los "supuestos" culpables ideológicos de esos crímenes, y tan fácil que es limpiarse las manos en el paño del arte. Si acá hay propuestas de leyes para querer prohibir música y videojuegos, no quiero saber que le harán al escritor Estuardo Prado, por ejemplo.

Muchos están blandiendo cual bandera de la efectividad de la pena de muerte, un escueto artículo de Singapur y de cómo salió del subdesarrollo gracias a la pena de muerte. Pero si bien, entraron en una purga delincuencial fue la educación lo que impidió la escalada de violencia, Singapur tiene uno de los sistemas educativos más accesibles del planeta, rankeado en la élite donde Finlandia, reina.

Así que no fue matar a granel… bueno, un poco, pero lo que hizo el trabajo fue educar. ¿Le cuesta entender eso? Talvez va siendo hora que repita la primaria.

Recuerde, usted se hace llamar "buen cristiano" y sigue los pasos del Mesías, aquel que pregonó amor al prójimo, no cruz para los delincuentes, debe de replicar ese mensaje. De lo contrario talvez se confundió y debería de seguir a Rambo y no a Jesús.

Feliz descanso y no mate, ni se mate. Salud.

viernes, 22 de abril de 2016

RECETA PARA HACER UNA PIZZA



Llegar un viernes cualquiera a la casa luego de pelear contra el tráfico impasible. Abrir una botella de Moscato D´asti y dejar que el espumoso y dulce sabor invada la maldita tarde.

Hacer la base de la pizza entretejiendo los dedos en la masa, ahorcándola con ese odio acumulado de la semana. Extenderla en una hostia grande.

Poner el horno a 350 grados Celcius para que se quede quieta esa amorfa masa que se contrae y expande.

Luego de cinco minutos extraerla y untarla de aceite de oliva antes de perforarla con un tenedor. Apuñalarla con un tenedor. Dos y diez veces. Regresarla al horno para que se dore el cadáver.

Untar la pasta de tomate con ajo, cuidar que no se salga de los bordes, regresar a la gota esa de salsa de tomate que se quiere escapar. Esparcir mozarela sobre el universo rojo.

Cortar salame milano a la mitad y colocarlo sobre la cama de queso en forma de ciclo de la luna. De llena a nueva. Jamón curado en miel y encima de ello, un marble Jack, cuatro lascas para darle forma de esfera de reloj.

Encima parmagiano reggiano en virutas. Ir al jardín y cortar albahaca y ponerla encima. Basilico le llaman los italianos a esa hoja aromática. Siempre me ha recordado al Basilisco aquella bestia mítica que mataba con la vista. El rey de las serpientes y los lagartos. Jim Morrison en planta.

Diez minutos más al horno y dejar que los jugos de la salsa se hundan en la base. Extraerla y ponerla en una sartén a fuego alto para tostar la base, llevarla al punto del incendio para que selle y quede crocante.

Partirla en cuadrantes y poner música vieja cubana. A Omara Portuondo y que suene “20 años”. Yo siempre llego 20 años tarde a todo.

Sentarse con las ventanas y puertas abiertas de la casa y dejar que el viento fresco del infierno entre.

Verla. Ver la pizza antes de comerla así como se come la nostalgia de ser un hombre grande y solitario.

Provecho.