miércoles, 17 de junio de 2015

LOS IMPERFECTOS

(FOTO RICKY PETESKI)

Contrario a las madres, los padres somos imperfectos. No, no es una queja estereotipada, es un hecho y poniéndolo en perspectiva, los atributos maternales nos golean y nos ganan el pulso.

Nunca estamos, no sabemos, no tenemos tiempo, estamos cansados, somos insensibles, haraganes, malhablados, adictos a la televisión, enganchados a la noche, colgados de libros que nos ofrecen mejores mundos que estos, estamos prendidos a los sobres que estratégicamente aparecen los días 5 o 26 de cada mes con cuentas y deudas.

Somos los oídos sordos a las quejas, ogros del tráfico; roncadores del sueño, los silenciosos en las cenas, los que tienen los ojos caídos porque perdió el equipo, o el equipo del niño, el que habla en la misa, el que no puso atención a la reunión, el que desprecia la cena familiar, el que odia ponerse el saco para el cuchubal. Vestimos un traje de ausencia para cosas triviales e importantes.

El que jamás va tirar esa camisa vieja que le recuerda un tiempo irresponsablemente bello, el que le da cerveza al perro y al amigo, el que se le escapa la vista tras la flaca que pasa oliendo a azahares, el del comentario impropio, el que dejó las llaves adentro del auto encendido cuando iban de vacaciones, arruinando para siempre los 30 de junio.

El de las manos grasientas y duras como un héroe, el de la pluma que paga todos los errores por medio de la literatura, el de la pluma que paga todos sus errores con un cheque, el que borracho chocó y dejó sin auto a la familia. El que dejó sin auto a la familia para pagar una ignota deuda. Ese que pone sus discos de música rara como un escudo.

Somos los que no conocemos los vasos y nos empinamos el bote del jugo y de la leche, los que lo perdimos todo todo todo en el negocio y sonreímos estoicamente mientras afuera los ángeles del apocalipsis truenan las trompetas. Vivimos con miedo al derrumbe.

El que casi se muere prematuramente por comer muy mal, el que dejó salir al perro y nunca regresó y tuvo que soportar la culpa y su propio llanto porque lo extraña. El que miente para no herir las esperanzas de los críos, el que miente para llegar a fin de mes. Los que odian las reuniones escolares porque los maestros no entienden que los niños serán niños.

Somos esa mujer que tiene que hinchar los huevos y hacerla de los dos papás porque otro huyó dejándola con una estocada, somos esas lágrimas que no conocen género. Somos el daño y lo peor, el egoísmo y la cobardía.

Somos los que gritan al pequeño sin que lo mereciera, somos esos breves, apagados ogros que con nada explotan y luego besan las frentes de sus niños asustados cuando duermen. Somos el arrepentimiento.

Somos los que estamos dispuestos a ser esa figura errabunda y errática, desconcertada a veces, amorosa siempre, que sabemos que las madres son igual que nosotros en sus aciertos y errores, pero que decidimos interpretar este papel a palos de ciego, dejando el protagonismo de lado.

A pesar de todo, tratamos. Puta madre que tratamos de superarnos a nosotros mismos a pesar de nosotros mismos. La lucha es acá adentro y no cesa hasta acostarse en un ataúd.

Por eso son ustedes héroes anónimos, luchadores de mi alma, mis amigos y hermanos, soldados de la cotidianidad, titanes de la perseverancia que malabarean, capaces de cambiar nuestra realidad y toda una sociedad.

Feliz día imperfectos.

lunes, 8 de junio de 2015

LUNES DE SUPERMERCADO EN LA NOCHE



Que la vida es esto y nada más. No hay genio en los lunes que pasas al supermercado a comprar las breves cosas que hicieron falta el domingo. Ya para qué, no son necesarias porque las necesidades y el antojo de hace 24 horas no son los mismos que la desidia de este instante.

Está lloviendo y tengo una faringitis aguda culpa de la natación y gritar en el partido de fútbol del sábado, me da fiebre, accesos de fiebre que me hierven momentáneamente los ojos y me hacen sudar como si todas las enfermedades del trópico quisieran salirse de mis poros. Una caja de pandora viviente. Una momia viviseccionada.

Tomo la canasta azul del supermercado y repaso el listado por dentro. Necesito pan, tocino, champú, irme lejos, inmolarme al sol, galletas. Hombres tristes circulan en una marea lenta por los pasillos del super a las ocho de la noche, somos varios y algunos llevan la corbata derrotada, colgada de un cuello para no irse a la mierda.

Veo un punk que ha visto mejores días, pero ¿cuándo un punk, lo ha hecho? Igual, este está en la mierda porque empuja una carreta llena de pañales y artículos de bebé. Bienvenido a la vida, hermano, allá afuera no son tres acordes ni rabia, es llanto y caca de bebé. Es una mujer niña que te mira descocida en sus piercings pensando que ya nunca se fueron al CBGB cuando hace años fue demolido.

Me río lentamente al ver al crío más perdido que yo. Allí un conductor de televisión que siempre va sonriente y ama a los animales y es marica, saluda a todos porque es su deber hacerlo, es su prerrogativa, es su secreto, es su sueño que anhela más que nada. El universo conspira si tu te dejas. Yo tengo la barba desaliñada y whisky dentro de la canasta azul.

Qué va, allá la única clienta de esta manada de divorciados que damos vueltas por no hacer nada. Es guapa y tiene tres niños con su esposo, tiene problemas con su hijo más grande. Lo sé porque fue la psicóloga de mi hijo y sincerándose conmigo me lo hizo saber para que yo me sincerara. No supe que decir. Dos citas después mi hijo pidió cambio de terapeuta y ella me culpa a mí. Me ha volteado la cara con desagrado.

Tip para conocer a un divorciado: toma una hogaza de pan y la examina. No sabe nada de panadería, busca la fecha de vencimiento, la más lejana para elegirla. Los divorciados elegimos las fechas más distantes para darnos tiempo. Tiempo a que las cosas se pudran lentamente y que logremos consumirlas. Yo siempre quiero mi casa llena porque así me lleno yo.

Podría sobrevivir con lo mínimo. Pero no. Tengo dentro del refrigerador un manojo de tomates manzanos arrugándose, albahaca ennegreciéndose, queso fermentándose, jamón curado, curándose más, jugo de naranja bordeando peligrosamente convertirse en ácido cítrico al cien por ciento, galletas aguándose, y una cuenta de energía eléctrica, sumando y sumando.

Por las noche salgo con un bote de insecticida a rociar animalejos rastreros, a escuchar al vecino de arriba escribirse tres horas seguidas con su novio, a sentir el aroma de tabaco del vecino de al lado que le dejó la mujer con su bebé y ahora sólo fuma el muchacho, fuma y fuma. Bienvenido a la vida, hermano.

Llueve y es hora de irme, sin antes comprar antihistamínicos para que me den sueño y me duerma con la televisión encendida, para tener alguna voz que me hable y hable hasta el hastío, que es lo mismo que el sueño, ese refugio para pasar la página diaria.

Destapo el paquete de tocino y parado veo como lentamente se empieza a freír, flotando en sus jugos grasientos, le doy vuelta, y otra y otra. Una rodaja de pan y lo pongo allí. No me he movido de frente a la estufa, no necesito otro lugar, sirvo un largo y rubio chorro de whisky en el vaso y me tomó los antihistamínicos.

Sabe bien mi pan. Está crujiente y grasoso. La vida es esto y nada más.

lunes, 1 de junio de 2015

LUNES CÍVICO


(Foto tomada el 25 de abril de 2015, para la primera manifestación. JPD)

Anteayer sábado 30  de mayo, mientras estaba trabajando, miraba en redes sociales la épica que sucedía en la Plaza de la Constitución: 18 horas de manifestación. Esto, no lo he había visto nunca y el único referente que tengo es la Primavera Árabe donde hermanados, cristianos y musulmanes, abrazados, cambiaron el curso de su país.

Y me recordé al ver a tanta gente parada de cuando yo era niño, de los famosos, infames y aburridos, lunes cívicos. En la década de 1980 se vivían golpes de estado a cada rato y los gobiernos militares de facto, solicitaban en patrio ardimiento, realizar todos los lunes un acto “patriótico” donde se cantaba el Himno Nacional y se realizaba la jura a la bandera.

Actos por demás inútiles, engorrosos y cansados para alumnos de la primaria del Liceo Javier, donde estudié toda mi vida. Demás está decir que a la creación lírica de José Joaquín Palma, era cambiada a cada rato por nosotros niños aburridos de cantarlo y la letra variaba a matices chistosos y vulgares.

Vaya forma de ser rebeldes, diría algún preclaro de izquierda, o vaya forma de mancillar la república, “algotro” estirado derechista. La verdad, es que era pura travesura. Y la otra verdad es que odiábamos tales actos, los maestros también tenían la cara en las circunstancias debidas, máxime cuando un helicóptero patrullaba en las mañanas por los colegios privados asegurándose que los estudiantes mantuvieran la rectitud en el patio alabando a la gran patria.

El país cambiaba de gobiernos militares y todo seguía igual. Es más, se llegó a la época democrática, y todo ha seguido igual. Poco ha cambiado en esta tradición donde los políticos y empresarios corruptos se sirven con la cuchara grande de un país rico, riquísimo en recursos humanos, naturales y económicos.

Ahora este año con el gran despertar del pueblo de Guatemala, las cosas han cambiado. Para empezar, los políticos de factura tradicional (es decir, todos) temen que la fiesta se les acabó. Es tan impensable eso, que los partidos políticos piensan que este movimiento ciudadano, apolítico, natural, sin caudillos, es campaña negra de alguien más, para contra ellos. Y me gusta eso, hienas malditas que se desgarren entre sí.

LÍDER, piensa que la UNE, los ataca, o que es el mismo CREO, quien les sabotea los mítines. Mientras que el PP atribuye esto a LIDER, pero tienen pactado la transición de mando bajo de agua, aunque TODOS, asegura que es vendido por VIVA, y el MR, mejor no se mete porque ya siente que hasta el FCN NACION, les puede robar votos. Ah, y que todo esto es complot de cubanos, norcoreanos y el Ché Guevara que lanza órdenes por medio del juego Charlie Charlie.

Y así un largo etcétera, donde los nefastos políticos no pueden entender que somos CIUDADANOS, los que vamos por nuestros medios, invertimos en parqueo, apoyamos la economía comprando vuvuzelas, cintas, pitos, cartulinas, marcadores, imprimimos y gritamos nuestro descontento.

Los que hemos ido a la Plaza de la Constitución (Parque Central), lo hemos hecho porque estamos convencidos que esto debe cambiar, tiene que cambiar y cambiará. Personalmente, yo me comprometo a velar por eso, a documentarlo, a escribirlo a evitar que esos ruines nos hipnoticen y nos duerman con la maestría que aprendieron a través de años y años de estarnos abusando como país.

Me gusta que todos los sectores se hayan pronunciado respecto de cómo queremos esta Nueva Guatemala, tanto izquierda como derecha, ricos y pobres, ateos y religiosos. Me hincha de orgullo ver a los católicos con sus banderas y armados de rosarios, me hincha de orgullo ver a los evangélicos tomados de la mano en las mañanas antes de las manifestaciones, orando y tirando buena vibra en la cancha que más tarde, espera a 50 mil almas fuertes.

Esa es la religión que me gusta, la propositiva, la dialéctica, no la propiciadora del estatus quo, no los pastores vestidos de sastre orando por la Gran Ladrona, no por el vicario bendiciendo al rancio abolengo empresarial que aliado con el político de turno, saquea a los menos favorecidos.

Estoy orgulloso de todos ustedes guatemaltecos que han dejado los guantes de lado y se han venido a la Plaza. Me molesta, eso sí, ver a los mafiosos sindicatos hacerse de la vista gorda, ver periodistas que llaman al divisionismo, nuevamente. Pero son pocos y su tiempo llegará también y tendrán que responder por sus actos.

Yo no soy un acarreado, soy un individuo pleno en mis facultades mentales y físicas, un empresario generador de empleo, estoy a favor de las reglas claras, quiero pagar impuestos y saber que van a ser invertidos para que esta carreta progrese. Quiero ganar dinero y que otros ganen dinero, quiero tener salud, seguridad, justicia y – por qué no – amor, y que otros lo tengan. Esa es la Guatemala que quiero y que todos queremos.

No pude llegar el sábado pasado pero he llegado los anteriores y seguiré llegando hasta donde tenga fuerzas, simple, acá gana el que persiste y la política tradicional y mafiosa, se resquebraja, no paremos de ir, de exigir, de tener buen humor, de bailar y proponer.

Y aquí estoy, parado como hace 30 años frente a una bandera de Guatemala, entonando un himno, escuchando sus palabras y sintiendo una energía de cambio que me emociona. Este es un acto cívico y por eso se me llenan los ojos de lágrimas cuando miro a otros cantar lo mismo y generar esperanza, y cambio y futuro.

Quien fuera a decirlo, que por mis propios medios (yo, el Gran Apático), estaría asistiendo a un lunes cívico, a un martes, a un miércoles, jueves, viernes, sábado, domingo. Y nuevamente lunes, como hoy, porque esta fiesta no para. ¡Qué dichoso me siento de vivir este tiempo, amigos, compañeros, hermanos próceres! La independencia se pelea a diario, ¿o no?

jueves, 21 de mayo de 2015

UNA TARDE DE SPÁ CON SANDRA TORRES



Si una figura política me ha parecido intrigante es la que gira alrededor del nombre Sandra Torres, se rumora mucho de ella, se hablan pestes y loas, aciertos y desaciertos hepáticos. Se granjeó a fuerza de Bolsa Solidaria, el amor de las amas de casas de las clases más olvidadas, esa clase social en la que ni los maridos les ponían atención a las esposas; al mismo tiempo, que el odio acérrimo de la clase media alta por romper con el papel histórico de Primera Dama de la nación, al tomar más protagonismo que el mismo presidente.

Tenía que entrevistarla sí o sí, y así fue, como dice la canción cantada por Roxana Baldetti. Me di a la tarea de leer todo lo que a su biog… momento, me informa el consejo editorial de Fe de Rata que el éxito al cual nos referimos es interpretado por Juan Gabriel. Mis sinceras disculpas al cantautor michoacano y a los lectores, el parecido es excesivo entre ambas mujeres, una canta y la otra roba. En fin.

Bueno, así que un día que salí de farra a la zona 1 y tenía intoxicación de rockola de baladas en español interpretadas por Marisela, Amanda Miguel, Paquita la del Barrio, Lorena Bobitt, Rafaella Carrá y Paloma San Basilio, se manifestó en mis sueños la susodicha candidata y con voz espectral me dijo “Hola bebé, ya que contigo no sirve la labia, y te crees muy sabia, pero vas a caer, te lo digo mujer…

Puta madre. Vaya forma de presentarse, pensé, pero sucedía que había dejado la tele encendida y en ese momento transmitían el video de Nicky Jam, Travesuras… semi dormido apagué el aparato y ya pude ver con claridad la imagen. El primer fantasma de las elecciones futuras tomó la figura y personalidad de la candidata a la UNE por la presidencia.

Caminábamos en batas blancas con Sandra Torres, nos sentamos en unas butacas altas y empezamos a platicar. Fue justo en ese instante que nos atendió el mesero del lugar, era Mario David García que nos solicitaba a gritos que le diéramos nuestra orden. Pedimos unas gaseosas pero tajantemente Mario David nos dijo “están muy gorditos, les traeré infusiones de hierbas”.  Ta bueno, acordamos, estaba muy colérico el mesero, como si hubiera sido forzado a trabajar en un empleo que no quiere hacer pero que de no ejercerlo, no sé, talvez lo metan preso por ser fiador de delincuentes. En fin.

En lo que empezaban el pedicure, Sandra y yo tuvimos esta charla que a continuación transcribo, vaya forma de inaugurar la temporada de Tropientrevistas Políticas Místicas, con la señora que introdujo la sonrisa en las clases desposeídas por medio del clientelismo y el llanto en los juzgados para que la dejaran participar en la contienda electoral pasada.



Muchas gracias por atender a mi llamado, señora Sandra Torres...
Señorita, por favor. Hace cuatro años que no baila el muñeco.


Demasiada información, pero gracias por aclarar... y le ha sentado muy bien eso del divorcio, la miro rejuvenecida, como si usted se hubiera sometido a una operaci...
… es una segunda juventud la que estoy viviendo, la paz y tranquilidad que se siente en estos tiempos, le da nueva sangre a las personas.


Entiendo, pero pareciera que usted pasó por un procedimiento estét...
… procedimiento rápido ahora con el divorcio express, de esa forma se elimina el estrés y es quitarse un peso de encima. Era flaco, pero alto y pesaba, los altos engañan con su estatura, fíjese... ¿cuánto mide usted joven?

¿Mi altura? Mmm es de  1.85 metros, pero…
… o sea que es pesadito, ¿verdad?

Pues sólo de humor, porque no le caigo bien a la gente radical y tonta… pero ¿no consultó con un doctor especialista en tratamientos estéticos, hubo operación entonces?
Por eso me cae bien usted, porque soy bien lista. Pero contestando su pregunta, el único médico que consulté fue al médico de la salsa, Manolín. Me gusta su tema Te conozco mascarita.


Ok, ya entendí. Cambiemos de tema.
Conmigo puede hablar de lo que quiera, yo contesto lo que sea.


Sí, claro. Luego que usted fue tachada como una especie de bruja infame se presenta con un cambio de imagen, más fresca y renovada... ¿la película Maléfica fue su inspiración? Ay Juan Pablo las cosas que usted dice y se imagina, me hacen reír. Pero sí. Lo que la mayoría de gente no sabe es que en los puestos políticos a las mujeres nos lleva la gran Vicepresidenta, porque en ese puesto que yo fungí ...

Peeeeeeeeeermita la guitarra, Sandra, usted no fue Vicepresidenta... ¿Primera Dama querrá decir?
Ay sí, ¿qué cosas digo no? Es que había tan poco liderazgo en mi gobierno que alguien tenía que tomar la batuta.... pero es harina de otra bolsa solidaria; como le estaba diciendo, a nosotras las mujeres que llegamos a esos puestos se nos tacha de todo: de trepadoras, de perras, de corruptas, de guerrilleras, de vergueamaridos, y todas esas cosas.


¿Y usted alguna vez soliviantó la integridad física del que fue nuestro presidente en su mandato, el conocido Gavilán Triste?
Una dama no tiene memoria. Pero he de decirle que soy fanática de la lucha libre, me gusta ese deporte que mezcla teatralidad, drama, ejercicio, interacción con el público, mentiras, golpes, amenazas, gente disfrazada, héroes, villanos, no se respeta a la ley ni a los réferis, porque todo se pacta a escondidas de los espectadores.

Ah, ya vas. Ahora entiendo el porqué se metió a la política. Mire, y haciendo memoria, hace poco en una reciente entrevista la señora Roxana Baldetti se refiere a que las mujeres se vuelven malas al ejercer política, que siempre están al borde de eviscerarse y pelean con uñas y con dientes contra ustedes mismas…
¿Por qué cree que tengo tan buen manicure? Yo no me dejo, pero ella si se pela, digamos que tiene cuero de danta y garras de adamantium.

Puchis Sandra, me sorprende con su conocimiento de cultura comic, ¿es usted fan?
Soy otaku. En la reciente convención llegué disfrazada de Harley Quinn y nadie notó mi presencia, fue para tomar nota de qué hacen, cómo lo hacen y por qué hacen esas cosas mis jóvenes electores. Es necesario invertir en el futuro y entender que vivimos en un mundo globalizado donde se puede tener un PsPGo, pero estar viviendo en una covacha debajo de un puente.

Sandra me deja usted boquiabierto, realmente me emociona ver la capacidad que tiene para entender a las nuevas generaciones…
Claro, mi plan es envejecer a la inversa. Quiero invertir en el Ministerio de Salud y la investigación médica para encontrar el suero de la eterna juventud. Me gustaría ser como una Benjamina Button y hacerme más y más joven, conforme pasan los años.

Bueno, veo que ya empezó en su campaña, en esa foto parece quinceañera.
Lo sé, cualquiera diría que es Photoshop. Y es Photoshop.

A la que mentira, si no me dice, ni cuenta me doy…
Pues sí, quiero decir la verdad y nada más que la verdad. Me cuesta mucho eso de ser madre soltera y lo mínimo que puedo decir es contar mi realidad, mi sufrida realidad que no ha parado desde aquella visita al juzgado donde solicité que por vida suya, me dejaran participara en las elecciones pasadas y así tener un trabajo digno para ganarme humildemente la vida.

(Aparecen dos enfermeros de blanco con un costal pesado, lo cargan apenas y lo dejan caer en el suelo emitiendo un sonido metálico que devela su contenido: son monedas de a centavo, ya discontinuadas. Las depositan en un cazo que meten en una fragua y puedo ver cómo el metal se va haciendo líquido y con un cucharón lo vierten en el rostro de Sandra Torres. Es un facial de amalgama de cobre. Mientras tanto yo me río con la chica que me hace el pedicure porque me hace cosquillas en la planta de los pies. Le remueven la cataplasma metálica y sale su rostro prístino, como Smaug, pues).

Puchis Sandra, está mero extremo ese su tratamiento…
Pues la verdad es que un poco, pero tiene resultados maravillosos. Mire pues, yo no tenía muchas esperanzas pero mi amigo Marito Leal me dio el consejo de echarme monedas derretidas en la cara para verme más bonita y ya vio que sí. Recuerde que con pisto baila el mico.

¿Me está diciendo esto para darme a entender metafóricamente que antes de la presencia de su vice presidenciable Mario Leal, azucarero, no tenía usted el patrocinio completo para su campaña política y que su negociación y aceptación en el proyecto político de la UNE fue el salvavidas económico que el partido necesitaba y que ahora tiene casi fondos ilimitados que vienen en calidad de préstamo y que de quedar usted como ganadora de las elecciones generales 2015 tendría que pagar en forma de favores políticos pero que nadie dirá nada de eso porque es un trato entendido y que ahora podrá usted definir el ritmo de la campaña y vender su imagen como una persona ya tranquila, calculadora, madura y jovial?

Simón.

Espléndido. ¿Cree usted que la forma de hacer política en Guatemala de la forma tradicional, como la que usted está demostrando como se hace, es la forma correcta?
No, pero es la que hay y mientras tanto alguien tiene que meterse dentro del sistema para cambiarlo por dentro, sé que estando ya dentro del poder es una luz que enceguece, pero talvez logramos el cambio. He visto que la política es un ejercicio al servicio del pueblo y he visto casos exitosos de modelos políticos. Ya ve como la exVice pasó de cultura de belleza a agricultora con el chingo de fincas que tiene ahora, propias, prestadas y ex propiadas? Ese es un caso exitoso.

A la gran, pero es a costo de robo, no lo use como ejemplo…
Pues por eso, es un ejemplo, malo, pero ejemplo al fin. Tan literales ustedes los periodistas. Pero creo que la política sirve para hacer bien las cosas. Además, teniendo a Dios de nuestro lado, ¿qué puede ir mal? Él dice, “ayúdate que yo te ayudaré”. Por lo tanto, hay que velar uno primero por uno mismo y luego por los demás.

¡También dice “No robarás”!
Y también dice, que hay respetar a los mayores así que no me hable golpeadito que va a ver…

¿Y no que iba para atrás en la edad?
¡Jajajaja, talvez así me dejan de decir la Tarántula y me dicen ahora la Cangreja!

Es usted muy divertida Sandra, mire, si usted tendría que someterse a una cirugía estética - ya dejamos claro al inicio que usted nunca ha pasado por enderezado y pintura - , ¿dejaría que Zury Ríos le hiciera la operación? Digo, ya que anda con la onda del bisturí y eso… pero no me conteste, hágame un favor y con un meme, muéstreme como calcularía que quedaría usted…
Se mete a su iPhone... busca la aplicación de Meme Generator, pasan unos minutos, tiene el ceño fruncido y zas... tira esto:



¡JAJAJA, qué masacre usted Sandriux, tiene usted su sentido del humor ácido!




¡Ouch! Lo siento por faltarle el respeto :(




Ya me había agüevado doña Sandra, en fin, ya me tengo que despertar porque la alarma del celular no deja de sonar. Que termine su ritual de belleza y estamos en contacto.
Gracias JP, ya lo dejo también que me toca depilación y allí no creo que pueda entrar.

Jejeje (risas nerviosas…) ehhh, no, jejeje, nos vemos, feliz día, feliz vida, feliz Navidad… ¡éxitos, bendiciones, tradiciones, kudos, órale, cámara, chaucito, baaaaiiii!



Mire y ya para irme… ¿con tanta manifestación de descontento de nosotros ciudadanos… usted ya hubiera renunciado?

Tres veces hubiera renunciado ya. La primera por coraje, la segunda por capricho y la tercera por placer… ¡Ajúa, cántala mi Paca que tu sabes lo que es el despecho!