jueves, 18 de marzo de 2010

VIDA NOCTURNA: MUNDO GAY, PARTE 3

Mucha tela que cortar sobre el tema de la noche y los homosexuales. No hay duda. Se les agradecen los comentarios vertidos en las dos previas entregas y desafortunadamente no publiqué varios por atacar a ese estilo de vida y hacerlo anónimamente.

Publico aquello con fines ilustrativos y si se hace una crítica, que sea plenamente identificada. Es fácil tirar piedras detrás de la pared de la ignominia. Si los gays salen del closet, como heterosexuales hay que tener la misma valía de firmar con nombre y apellido.

Pero volviendo al tema que nos compete. La única zona libre que he conocido respecto del gayismo es el Centro Histórico. Y lo digo con conocimiento de causa ya que viví muchos años de mi vida en esa fabulosa área. Es el centro de la galaxia, la nebulosa donde nace un espíritu que se transfiere a otros lugares de la urbe. Y el mundo gay tiene un caldo de cultivo en este lugar, que se encuentra a la vuelta de la esquina.

En mi caso, literalmente, ya que viví algunos años sobre la 5a. Avenida y 4a. Calle, justo a la vuelta de Ephebus y es de común conocimiento que la 5a. Avenida es patria del travestismo, principalmente de la 9a. a la 16 calle de la zona 1. Pero eso no quiere decir que no pasaran algunos cometas con su vestido de luces, de vez en cuando frente a mi edificio.

Caía en cuenta de eso ya bien iniciada la madrugada, cuando por ejemplo, caminaban a sus casas las reinas de la noche con su perorata faisanesca. Hablaban y sus voces roncas y cantarinas rebotaban en las paredes de las casas y apartamentos con habitantes dormidos. Seguramente, al igual que yo, otros usuarios de la noche eran testigos de situaciones, comentarios y conversaciones bastante alejadas de lo que se pueda escuchar a diario.

De igual forma, visitar los bares es someterse a un mundo que parece extraídas de una película tipo B, aquí algunas situaciones ilustrativas:

- "Y esa maldita hijaeputa trató de pegarme vos y le saqué el cuchillo. Ya quiero ver la explicación que le dará a su mujer de ese rayón en la panza". (Haciendo referencia a un cliente casado).

- No mi amor no me dejés! No mirás que por vos trabajo, yo te voy a conseguir todo lo que querrás! (Un tipo maduro con el auto a media calle rogándole a un muchachito que no lo dejara).

- Pelea, tacones, gemidos agudos, gritos roncos, blasfemias y golpes secos. Sollozos de despecho y un gemido largo y apagado. El vagabundo de la esquina se levanta y se dirige al travesti peleado con un novio/cliente y le ofrece un trago de su octavo. "Gracias papito, tan chulo que es", le dijo.

- En una fiesta de cumpleaños, abogados y un diputado bailando juntos en trencito. Brillaba tanto el broche del Congreso cada vez que le pegaba un reflejo de la bola de espejos.

- Los meseros del bar eran los stripers.

- El rockero borrachísimo. De playera negra, botas de cuero negro, jeans raídos, cabello largo y sucio, con una boa de plumas rosadas manoseándole el rifle a un striper que le hacía un lapdance. Nunca se quitó los lentes de espejo y le metía billetes de baja denominación en la tanga donde aprovechaba a tocar un poco de más.

- Los peluqueros del Capitol tomando en el Bar Agapito, soportando chiflidos de los comensales, quienes en su mayoría eran repartidores, cobradores y obreros. A las dos horas de estar escuchando música y tomando cerveza, sacaban a bailar reaggetón a los estilistas.

- Un consejo de belleza de un gay es más importante que una clase de estética del arte.

- El viejito maricón que trababa los ojos cuando se le iban encima los patojos en la pista de baile y le pegaban los cuerpos y él metía mano como en concurso de dinero gratis por televisión. Tenía cara de Constatino Kavafis en concierto de Gloria Trevi.

- La Trevi. He visto tantos imitadores tan buenos y con tal sentimiento que hace que a uno le guste temas como "En el recuento de los daños".

- O Mónica Naranjo.

- Ver a un tipo recién separado de su mujer hablando por teléfono y diciendo "pero te amo, tu sabes que te amo". Y de fondo una pantalla de 52" LCD con una película porno donde se miraba un pene descomunal de un negro, persiguiendo a otro macho.

- "Conocí al Negro Tristezas!!!!!!!!!" Le dice una loca a otra, "y porqué tristezas vos?". Ay chula, es que vieras el penón que se anda echando...

- La solución al conflicto de Israel Palestina llegó a su fin en Guatemala, con el judío gay novio del palestino en un bar de la zona 1. Sin duda que la paz, llegó gracias al viejo y conocido “paz, paz”. Haz el amor y no la guerra.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Vos J.P. alguna vez tuviste un encuentro cercano con un travesaño???

Saludos.

Eddy dijo...

El mejor episodio en lo que va de la saga, vos Juan Pablo. La imagen donde unís a Constantino Cavafis (sigo la transcripción de Hiperión) con Gloria Trevi es fabulosa. Y sólo la diáspora produce noviazgos entre comunidades en conflicto, tratándose en este caso de judíos y palestinos. También evidenciás la doble moral del "macho" chapín, tan gallo de palabra y tan distinto en la procedencia.

Anónimo dijo...

El consejo de belleza... fantástico !
Saludos,
YT

Kikiriki dijo...

Me llama la atención como el tema gay todavía cause revuelo.

Saludos JPD

Ana González Ewens dijo...

Bueno, muy bueno...y es cierto eso de la zona 1...todos hemos pasado a la salida de una farra(aunque ni siquiera en el camino a casa nos quede) por esa zona tan misteriosa e intrigante...me gusta un montón!

Miss Penny Lane dijo...

la zona 1 es de los pocos lugares donde puedo estar tranquila con mi chica... la única mala mierda es que a todos los estupidos les da por creer que necesitamos un pene por allí y nos ofrencen tríos... por favor... como si nuestro problema fuera que no podemos conseguir...

luis dijo...

La escena de la pantalla plana y el cuate rogángole a su esposa... no tiene precio. Poderoso, vos.

Duff