martes, 16 de marzo de 2010

VIDA NOCTURNA: MUNDO GAY, PARTE 2

Bajaron de dos pick ups de doble tracción, los guardaespaldas acompañaron a los dos finqueros hasta la puerta de entrada de Genetic. Los autos eran de lujo y estaban sucios con ese lodo propio de quien viene del campo.

Ellos vestían a la usanza campirana de los terratenientes: botas vaqueras, jeans de corte recto, camisas a cuadros de manga corta, cinturón de cuero con hebilla de motivos bovinos, y cada uno, una pistola al cinto que observé, eran Colts modelo 1911. Una pavonada y la otra niquelada.

Altos, con el particular bronceado del trabajo de finca, uno con un bigote espeso y el otro de rostro anguloso y ojos claros. Manos recias, delgados pero macizos.

Cuando los vi entrar a la disco gay supuse inmediatamente que siendo de fuera de la ciudad, iban con rumbo desconocido y perdidos, decidieron parar por unas cervezas antes de partir a sus lejanas moradas.

Estaban frente de nosotros en la cola de ingreso, yo iba con mi ahora ex traida y comentábamos la situación. Me los imaginé cuando fueran abordados por los cazahombres residentes, desmostolando a mano limpia esa fabulosa discoteca.

Entregaron sombreros y pistolas en el guardarropa y yo morbosamente comía ansias para ver cómo saldrían corriendo de allí al verse acosados por los maricones, o empezar un pequeño apocalipsis al ver su hombría en tela de juicio.

Sigo asombrado hasta el día de hoy cuando sale un grupo de locas, una se acerca y le estampa un jugoso francés al de bigotes quien le agarra las nalgas. Sueltan carcajadas de viejas chimonas y entran a la disco, donde los vi sin camisa a media pista de baile, completamente felices.

Los estereotipos, lo sé. Pero estos brokeback mountaneers estaban rompiendo esquemas desde allí, el centro de una disco gay, es decir, los grandes machistas - los hombres de campo - eran ambulancias en tráfico: aullando y haciendo cola.

En una oportunidad, en un reconocido bar gay que se llamaba Ephebus, conocí a hombrón que promediaba los dos metros. Casado y con tres hijos, pero descubrió en su madurez que las flojas gracias de su mujer no eran competencia frente al cuerpo esbelto del efebo que tenía por compañero de trabajo.

Además, el chico era chef y ni modo, al corazón de un hombre se llega por la boca. Y por medio de la lambada, el baile prohibido de las espaditas.

Me decía, y cito, "yo soy hueco vos, me echaron de la familia pero tampoco quería pasar de doble cara, y ni modo, aquí se está mejor y nadie me chinga. Já! Pero antes de irme, mi mujer se enteró de qué estaba con mi patojo y me dijo que hubiera preferido que la dejara por una mujer, le rompí el corazón", me dijo el cerotosaurio antes de seguir meneandose entre la hombrada.

Las palabras peyorativas respecto de los gays, son de uso común entre la misma comunidad. Quien diga lo contrario, nunca ha pasado una velada en un antro o se hace de la boca pequeña, doblemoralistas de lo políticamente correcto.
´
Y vamos, sí es lo políticamente correcto en esos casos, es decir, cuando los movimientos de reinvindicación se institucionalizan se busca la igualdad por medio del respeto y no se puede lograr eso llamándose de esta u otra forma. En Estados Unidos los negros se pueden llamar niggers entre sí, pero no los de otra raza a ellos. ¿Sucede lo mismo en estos casos?

Sigo con las historias sobre lo que he visto en estas comunidades. Y aclaro, no tengo nada contra el movimiento, ni contra los homosexuales. Por favor! Pero tampoco soy gobierno para dar discursos complacientes, ni políticamente correctos. Ni trato de quedar bien con nadie. Los amigos de la tercera opción que me conocen, ya saben del aprecio que les tengo.

11 comentarios:

Jorgito Lindo dijo...

me gusta..........
Para ser gay, no existe un estereotipo. Los habemos desde jóvenes hasta abuelo, desde flacuchos hasta robles, desde niñas hasta machazasos, desde barrenderos(sin ofender) hasta empresarios, ricos y pobres, etc.
Sencillamente así somos, así nos queremos y así nos respetamos.

Ana González Ewens dijo...

Me gusta mucho la sinceridad de éstas palabras...yo también tengo amigos del tercer tipo (y encuentros cercanos) aún así, ni los admiro ni los rechazo simplemente los veo como a cualquier otro...desde pequeña incluso, para mi todos tenemos derecho de hacer y es-coger lo que mejor nos parezca....simplemente es una elección más.

J M dijo...

buen post, juanpa. Creo que te conozco y sé que no discriminas a nadie. Sin embargo, hay algo allí... resabios de la educación y del machismo que te metieron hasta la médula, que no te deja soltarte, dejarte ir en el mundo gay, soltarte el pelo como quien dice. Más bien, eres como un espectador uno muy observador, pero tenso. No critico, eso está bien, es un graaan paso. Además, ese es el jp que todos conocemos y esas son las máximas del juanpablismo, no?

homohominilupus dijo...

No he encontrado nada simpático, armónico o estereotípico en el mundo gay guatemalteco. La única constante ha sido que casi todos mantienen su vida en el closet y cargan en procesiones para Semana Santa. Me gustaría pensar que esa vida gay en Guatemala es melancólica; pero en realidad me parece muy triste y deprimente. Condiciones ambas, que suelen caracterizar a damas volubles y hombres confundidos.

Te aseguro, con pruebas y muchos viajes a otros lugares, que el ambiente gay en Guatemala es prehistórico. Siempre he pensado que la vida gay en un país tiene una relación directa a la cultura del mismo. Este país pensandolo así, está aprendiendo a utilizar graffiti con una mano quebrada. No hay nada más.

Curiosamente, la razón por la cual esta vida gay aún se mantiene en pañales responde a la Economía; a la acción humana. Los negocios en ese rollo están controlados por un monopolio de drogadictos y matones que eliminan a su competencia. Las historias y evidencias de balazos y asesinatos en ese rollo lo han demostrado.

Es un ambiente muy triste, muy obscuro aún.

Buen post, ahora... iré por un trago!

Pedro dijo...

¿Qué pasó Mahoma?

Esperé a la segunda parte para comentar... Me parece que tu forma de escribir es muy peculiar, no puedo decir si es buena o mala, imparcial o sesgada, porque no creo tener el conocimiento literario suficiente para juzgarte, lo único que sé, es que es el único blog que me gusta leer, me entretiene y tenés ideas diferentes que me parecen interesantes.

Ahora bien, este tema de la "vida gay" es y será siempre, un tema altamente controversial. Y creo que, como heterosexual, comprendo muy bien tu posición y pienso que es una postura amigable y educada, aunque siempre jocosa, como es parte de tu estilo. Tal vez, para muchos gays no sea del todo respetuosa e incluso hayas usado lenguaje homofóbico, cosa que en mi tiempo no existía. Me imagino la mandada a la m13rda que le hubieran dado al que quisiera tachar las palabras, hueco, marica, culero, etc. como lenguaje homo-qui'ondas, jajajaja.

Mi punto al final es, que nadie te puede juzgar por querer dejar claro que no sos gay, si hasta a ellos mismos les cuesta aceptarse como tal, no es cuestión de discriminación, es que simplemente es un mundo distinto e incomprendido, porque ningún hombre común, puede imaginarse... ¿Cómo putas me va a gustar otro hombre? A puro tubo tenés que estar en esa situación para empezar a entender como es ese rollo.

Al final, creo que en esta segunda parte hiciste la comparación exacta, los benditos negros, perdón... Afroamericanos, como se hacen llamar en E.E. U.U. Ellos son los más racistas, aunque siguen con esa cantaleta de la discriminación racial, cuando son ellos los que primeramente se tachan de diferentes. Es cómo que hagás alusión en un blog a una vieja pisona, y venga una dema cincuentona con dudosa reputación a decirte, que ese es un lenguaje "viejaputafobico"... ¡JAJAJAJA!

Nunca vas a poder quedar bien, no hay un punto medio, o te sesgas al "hetero" o al "homo".

Saludos y un abrazo de lo más gay, jajajajaja

Duffboy dijo...

Estas discusiones son dignas del cine de Spike Lee. Me recuerda un monólogo de Butter Bean en Mo'Better Blues: "There are some good looking women here tonight. And some good looking fellas... I'm a trysexual, Ima try your ass tonight!"

Saludos, compa.

Skunk LR dijo...

JP. yo puedo dar fe de que NO sos hueco,... tu afición por los bares gay, así como tu sensibilidad para escribir, tu cultura general y tus pensamientos vueltos versos en decenas de publicaciones impresas, no te hacen hueco... no, jp, vos sos Gay. JAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJA

Miss Trudy dijo...

No es exactamente racismo que los afro-americanos se llamen asi unos a otros, aunque conozco a muchos--muchos!--que rehusan usar esa palabra por el triste historial que trae detras. Creo que en el caso de los afro-americanos es similar a mi, de mujer, me ofenderia tremendamente, por ejemplo, que un desconocido o alguien a quien no le he dado esa confianza, me llamase "bitch" con sentido peyorativo, pero es muy diferente la situacion si lo hace mi mejor amiga de una forma ironica-jocosa. El racismo y la homofobia son comportamientos no solo aprendidos, sin que la gente imbibe hasta el fondo de la médula, los internaliza, incluso aquellos quienes están siendo oprimidos por la discriminación. Eso no lo hace excusable. Sin embargo, es de respetar que como individuos reconozcamos aquellos dejos de discriminacion que todos llevamos por dentro y luchemos constantemente por deshecharlos de nuestra mentalidad. Creo que vos vas en ese camino y vas más adelantado que muchos otros. Como dijo Aristóteles, si no me equivoco, "the unexamined life is not worth living."

[johnatanmoran] dijo...

Buenísimos los posts! es bueno tener siempre la mente abierta a todo lo que nos rodea, ya a quien le gusto lo que ve si abre algo mas! Sin diversidad no hay cultura. Y acordémonos que cada quien hace de su sexualidad lo que puede.

Miss Penny Lane dijo...

igual para las mujeres existe el estereotipo de que si sos lesbiana sos butch o femme... la mayoría de las que conozco son simplemente normales...
y sí... tenés razón con lo del lenguaje... es una cuestión de gettos. Y sí es irrespetuoso que un hetero use palabras homofóbicas aunque una las use entre sus iguales...

Miss Penny Lane dijo...

igual para las mujeres existe el estereotipo de que si sos lesbiana sos butch o femme... la mayoría de las que conozco son simplemente normales...
y sí... tenés razón con lo del lenguaje... es una cuestión de gettos. Y sí es irrespetuoso que un hetero use palabras homofóbicas aunque una las use entre sus iguales...