martes, 16 de septiembre de 2008

SE MATA DAVID FOSTER WALLACE

Si no es por Javier y su llamada de hoy, no me hubiera enterado, si no meses o inclusive años después, de la muerte de este escritor estadounidense. Odio las coincidencias porque son patria de las supersticiones, pero ahora, justo a la llamada de mi amigo estoy en la página 238, del libro La niña del pelo raro, en el cuento Mi aparición, de este descollante y talentoso autor.

No pido nada, si no buena literatura. Y David la daba a manos llenas. Sus frases eran construidas con un ritmo impresionante que se adivinaba natural en sus textos. Hay muy poca de la estética del editor en sus textos. Su talento era nato, un cerebro hecho para las letras.

Ahora tengo una honda pena luego de la noticia. Abro el libro y es ver un testamento. Porque los escritores pasamos haciendo uno toda la vida y se llama literatura, obra. Tantas palabras para nada, un exitoso, reconocido escritor y académico, estelar en los Breadloaf´s de Vermont, se cuelga de un cinturón de cuero y da ese último paso a la asfixia.

El viernes 12, mientras él se suspendía de la regadera, Javier, Gabriel, Allan, el Pato y yo hablábamos de hacer un viaje a Inglaterra y escribir cinco abstracciones del país más propositivo en cultura pop del mundo (aunque Japón no está mal...). Por allí alguien lo mencionó, a DFW, como a muchos otros referentes. Y seguimos bebiendo. El texto de Javier en su blog a su memoria es muy bueno y triste, mejor obituario no hubo.

Tenía 46 años, 12 más que yo. Los escritores que se suicidan me han intrigado. Ahora está muerto y siento feo leerlo. Qué se mira? Qué se siente? Eso ya no se puede escribir, nadie. Al final de cuentas, los demonios de los escritores siempre van a ganar de una u otra manera. Siempre.


(Imagen www.wordmunger.com)

13 comentarios:

GERMAN ALBORNOZ dijo...

Hace un rato estuve en el blog, ahora me gusta más que al principio (es que eras un tanto repetitivo, en cuanto al final o conclusión de tus relatos).
Traté de dejar un mensaje ahí mismo, pero no me abrió ninguno de los enlaces; eso es raro porque en otros blogs, sí me da la posibilidad de escribir.
De aquí de Guate, qué otros blogs recomendás?
Visitá este blog argentino, lamanzanaenelgusano.blogspot.com
Dame tu opinión al respecto.
Ahora colaboro y comparto casi semanalmente con Eddy Roma, en ocasiones; vos y tu trabajo, son tema de sobremesa (sobremesa líquida).
La Madre, Luz Elena y yo; nos alegramos enormemente por tus cambios de vida ¡este es año de cambios!
Suerte, tomá en cuenta que las "casualidades", como vos decís, son pura y neta matemática.

El Kontra dijo...

Si no es por tu blog no me entero. Hace ratos en una libreria de aeropuerto leí un par de ensayos de "Cosas supuestamente divertidas que no haré otra vez", me propuse conseguir más y que mal que esta noticia sea un recordatorio para hacerlo.

Nicté dijo...

si no fuera por esos demonios, no escribiríamos nada.
la depre es dura, hay que saber usarla y escribir, para llegar al suicidio hay que caer demasiado profundo, y bueno, siempre sirve para buena literatura.

Juan Pablo Dardón dijo...

GERMAN: a veces Blogger loquea, así que subí tu comentario que me escribiste al correo. Es un gusto tenerte por estos lados, revisaré el blog argentino que me decís. Un gran abrazo para todos ustedes y felicitaciones por el próximo estreno de la paternidad. Saluda a Eddy cuando lo mirés.

KONTRA: pues vale la pena compadre. Te lo recomiendo mucho y mejor si podés leerlo en inglés, las traducciones que vienen del español de España, joden tío con tantas gilipolleces...

NICTE: así es, el escritor se mantiene en ese carromato de la depresión. Regularmente padecen (padecemos) de bipolaridad, manía y depresión. Esto según un curso que recibí del mismo diablo, Estuardo Prado, sobre las enfermedades de los escritores. Abrazo!

Ulises Bloomsbury dijo...

Por cierto Dardon, que se ha hecho nuestro grandioso Estuardo Prado(o el Master como dice el bueno de Payeras), por aquello de que se ponga de moda no estar vivo para Navidad.

Juan Pablo Dardón dijo...

Prado nunca va a morir, se va a retirar, jajaja. Lo último que supe es que se hizo evangélico, mano derecha de Efraín Rios Montt, le ayuda en su cámara de oxígeno para preservarle contra el óxido, mientras Prado le estimula analmente con un dildo eléctrico que le carga las baterías porque ya no tiene corazón sino un dínamo. La verdad no sé vos... tengo rato de no saber de él... al parecer vive en en la ciudad con su chava, creo. O puede que haya ascendido en cuerpo y alma al cielo. Saludos mano.

LuisRo (P*!!!) dijo...

Mano ahora que vas a hacer. Recomiendo que termines de leer el libro de DFW como tu homenaje póstumo. Dale el chance de que te enrede por última vez.
Y que casualidad que durante esa noche de tragos nos estuviéramos despidiendo de este demente de letras. Y sin saberlo.
Salud a su memoria, y nos vemos en Londres!
Y ahora que Estuardo es evángelico, como que le podríamos pedir que escriba un evangelio, no. Estaría alucin ver el punto de vista de aquel. (irónicamente hablando)

Black dijo...

Grande Foster Wallace... un exclente escritor que creo se converita en icono de la historia literaria de esta epoca, no solo por su obra si por su deceso...Black!

Juan Pablo Dardón dijo...

Si vos, una lata, pero nada más que respetar la decisión del maese, saludos mano!

kk_dtv dijo...

no habra vendido lo suficiente o lo mato otro escritor y le robo su novela como en la pelicula muerto al llehar con denis quaid
gracias por tus coments

Guillermo dijo...

Te mando un link a una buena entrevista de DFW: http://www.charlierose.com/shows/1997/03/27/2/an-interview-with-david-foster-wallace

Ulises Bloomsbury dijo...

jjajajajajaja, salopard.
aunque me lo imagino con más como budista en el bronx comiendose una bolsa de brownis con hashis. Pero la imaginación es muy irresponsable. Saludos y que te haya ido bien con los poemas de TTT.

Wingston González dijo...

¡no me jodás! no es que la casualidad sea la madre de quedarse dormido en la oficina por andar leyendo un libro de noche, pero ¡el sábado me encontré un cosa llama la broma infinita en una feria del viejo! ¡y yo ni en cuenta! buen trip del tipo.