lunes, 28 de mayo de 2007

LA PRIMERA

Llueve al fin este año. La temporada inicia este lunes con la semana, puedo imaginar a los estudiantes brincando charcos y caminos de agua. Inician también los accidentes, por lo tanto, se recrudece el tráfico.
¿Acaso será mejor quedarse encerrado como lo hizo Noé, mientras el mundo conocido se ahoga y desvive por los cielos abiertos? La dicha del confinamiento versus el peligro de la gente.
Los niños contraen parásitos, las plantas crecen. Las piedras siguen siendo piedras y a mi me crecen canas en la barba y las sienes. La música de las nubes respinga mientras todos nos protegemos como podemos de la primera lluvia.

4 comentarios:

Andromeda dijo...

Protegerse, no, vale la pena dejar que la lluvia nos purifique.

Me ha gustado tu blog. Saludos.

Juan Pablo Dardón dijo...

Pues gracias Andrómeda! Y sí, una que otra empapada no está demás.
Saludos, JP.

Lunatika dijo...

HOla, pues bueno, lo prometido es deuda... aquí está mi comentario. En realidad no es un comentario...
El lunes la lluvia fue romántica para mí, por unas cuantas horas pude abstraerme de los problemas que ocasionaría esta precipitación en la zona 6, o la violencia y demás...
Celebré mi aniversario (si, ya se que desde hace varios días lo menciono a cada oportunidad) y la lluvia le dio un toque romántico a la cena...
Saludos y una abrazo...

mariajose dijo...

la lluvia, deja caer en cada gota, el misticismo y la nostalgia, de aquellos recuerdos que provocan esa sensacion tan extraña entre nervios, felicidad y éxtasis... y tambien refresca las nuevas realidades... ya no sos el que corre bajo la lluvia, sos el que previene el que prevee...
eso lo da, el haber vivido ya, varios inviernos...

me gusta tu blog!!
un abrazote...