domingo, 4 de diciembre de 2011

ANTI MANIFIESTO


Creo (y no estoy seguro de eso) que deberían de existir antimanifestantes, que no son otra cosa que aquellos que se pronuncian por causas contrarias. Ser la antimateria social, que tanto trabajo da a los astrofísicos en materia de electrones y positrones. Esta clase no, tendría que ser de generación inmediata a los sucesos mundanos.

Ejemplifico, al mismo tiempo que un piquete sale pancarta en mano exigiendo que bajen los impuestos, justo enfrente de ellos se aposta otro pidiendo que los suban más, que haya reforma fiscal, que el estado se quede con todo nuestro dinero y se lo robe porque están en su derecho. Protestan unos en contra de la corrupción, y los corruptos protestan porque los dejen ejercer su natural y divina disposición al hurto.

Así como hay procesiones católicas en Semana Santa, debería decretarse que todos los satánicos, brujos, brujas y fanáticos de futbol, tengan su jubileo para el 31 de octubre, digamos, y que dure las festividades de la buena y mala muerte, los primeros días de noviembre. Total, ambas celebraciones tratan de lo mismo, como dije, la muerte.

Podrían sacar, por ejemplo, en hombros imágenes talladas en madera de Belcebú, Baal, Damián, Satán, Lucifer y todos los nombres como se le conozca al chamuco crucificado boca abajo, y una risueña Amy Winehouse detrás, botella en mano y jeringuilla colgada del brazo. Mientras les acompaña, en lugar de banda fúnebre como se acostumbra con las procesiones, una banda de death metal y en vez de cucuruchos, rockeros playeras negras de pelo grasiento sobre la cara.

Eso es pluriculturalidad y lo demás son pajas. Requisito indispensable antes de cargar en hombros el anda, demostrar fehacientemente que se encuentra en estado de completa ebriedad, capacidad para el desnudo inmediato y la manifestación de la fe por medio de excreciones físicas públicas.

Asimismo, con el comercio. Es decir, si hay Black Friday, como se le conoce al viernes posterior a Día de Gracias donde hay rabajas hasta del 90% en ropa, juguetes, comida, debería de existir el White Friday donde usted se vea obligado a comprar todo con precios inflados. Más inflados, claro. “El día de las rebajas”, complementado con “El día de la metida de verga a la billetera”.

Si existe el “día del banquero”, que exista el “día del buen vecino”. En eso, los musulmanes nos llevan ventaja con su Ramadán. Bueno, y los más engasados, con su capacidad de volarse en medio de muchedumbres.

Así como se celebra la resurrección de Cristo, debe celebrarse la muerte de Michael Jackson. Así como existe el día de prevención del Sida, debería de existir la campaña de “coja sin condongo”. El día de la no violencia contra la mujer debería ser contrapuesto con el día de... la no violencia contra el hombre (ajá... se la creyeron que iba a proponer el día de "verguee a la mujer", ¿verdad? Pero no, no voy a caer en el juego para darles motivos a que me zampen comentarios feminazis, ya me aburrieron con eso.)

Si existe el día del padre, que se celebre el “día del valeverguista”. Se celebra el día de la madre, también el de “la puta madre”. De esa forma la igualdad de condiciones nos hace una verdadera democracia, donde todos tienen cabida. ¿Estoy o no en lo cierto?

El día del cariño, por el “día del odio”. El día del orgullo gay, por el “día de me averguezo de ser hueco”. El día del periodista, por el día del periodista... ese oficio es un degenere entre el bien y el mal, son los Carontes de la sociedad, al igual que los abogados. Coyotes de la misma paloma, almas sin descanso. Así como existe el Cielo debe de existir un Infierno, eso lo dice la Biblia de los cristianos, y el Necronomicón, de los lovecraftianos y El Libro de los Muertos, de los egipcios. Los periodistas son cínicos y son correctos. En lugar del día del escritor, que no existe, por el día del que siempre dice la verdad.

Menos escritores, más intelectuales del tuiter. Por cada mujer en casa otra también en casa, pero de putas. Por cada hombre violento, otro marihuano. Adiós curas y bienvenidos libertinos. Por cada banda de rock de adolescentes que nace, que se forme otra de ancianos hasta la muerte. Por cada fallecimiento, un orgasmo para todos.

En organizaciones, por ejemplo la Organización de Naciones Unidas, debería de existir su Némesis conocida como la Desorganización de las Naciones Hundidas; entidad que vela por que los países se peleen entre ellos y exista desigualdad económica. Bueno, de hecho ya existe. Esa organización se le conoce como Estados Unidos de América, que a la vez comulga de maravilla con las religiones. Es decir, el futuro de la DNH, es la unión de los políticos gringos con los dirigentes religiosos del planeta.

Y así, tenemos al Buda, pero también a Chuck Norris. Realmente el taoismo no está tan alejado de la verdad al decir que el mundo es un balance de fuerza que vive peleando eternamente entre ellas sin nunca vencer alguna. Así que me siento mal (y me alegra al mismo tiempo) en decirles a todos ustedes que se dedican a erradicar problemas que su lucha es vacua, inerte. Sociólogos, estudiaron por gusto. Antropólogos, mátense unos a otros. Cronistas, lo contaron todo en vano. El Ché siempre fue una playera, y cualquier playera negra es el Ché.

Por más que logren tapar un agujero de este lado, siempre se abrirá otro más allá. Es la ley natural, son las reglas que rigen al cosmos y al caos al mismo tiempo. Los pueblos indígenas tienen su celebración, asimismo, los herederos de aquellos peninsulares que a fuerza de espada y cruz sometieron estos territorios, deberían de celebrar su día de conquista. Si ya tienen universidad, cerca están…

Así como los humanos se alimentan de animales, deberían de alimentar a los animales de granjas con humanos. Con los presos, con los violadores, con los corruptos, con los niños que no se comen el brócoli. Manifiéstese a favor de la hambruna, pida que se distribuyan Hummers a todo el mundo y así acelerar el calentamiento global. Exija leyes a favor de las farmacéuticas. Tale árboles y extraiga oro, construya hidroeléctricas, que se mueran los idiomas del mundo.

Que se mueran los feos, o mejor aun, matemos a los guapos para hacer un mundo uniformemente espantoso. Que por cada cohete lanzado al espacio, se lance una bomba atómica a los pobres que tanto joden el mundo de los ricos, y cuando se acaben, a ver quién les limpia la caca.

Coman chucho, o pidan que se estatice el veganismo. Cada revolución tiene su fuego y toda contrarrevolución, el hielo. Escuche reggaeton y agarre a batazos a un muco. Salga a la calle protestando porqué no se apoya el arte en este país, seguramente alguien saldrá a decir que gracias a los militares hay democracia y no por los poetas.

A este poeta en particular le pela el huevo la democracia, le vale lo que esos protectores de asesinos piensen. Un coronel, estoy seguro, esconde a Vallejo en su mochila. Ya no luche, no pelee. Todo está perdido, pero al mismo tiempo, aférrese con uñas y dientes, que no se le apague la llama; ínflela, de la mejor pelea de su vida, que malo que bueno, vale le pena rescatar a este planeta. Y destruirlo.

7 comentarios:

la-filistea dijo...

Yo me apunto con una pancarta.


Por cierto tu banner está rompemadres! :o)

Juan Pablo Dardón dijo...

Vamos pues. Dos ya hacen verano. Un saludo Filis.

Marv dijo...

¡Buenísimo!

theduffboy dijo...

Veo a Richmond, the The It Crowd, tratando de ser tomado en serio en la ONU, mientras le recuerda a todos que no va a ningún funeral. Abrazos, compa!

Juan Pablo Dardón dijo...

MARV: gracias!

DUFFBOY: genial escena, viva IT Crowd y un gran abrazo para vos mi harmano.

aterreaux dijo...

Genio, es de lo mejor que he leído. Te aplaudo.

Juan Pablo Dardón dijo...

Salud, gracias por la visita y el comentario.