martes, 13 de julio de 2010

BAD ATTITUDE EN LA MIRA DE LA BUROCRACIA CULTURAL

Me entero por mi buen amigo José Farnés del intento de cierre que se hizo a su bar Bad Attitude por medio del Ministerio de Gobernación, con la subrepticia sugerencia del Ministerio de Cultura. Bajo la consigna que el rock no es cultura, quieren echarle candado a un antro que es el caldo de cultivo de muchos movimientos que no son tomados como culturales per se, por el establishment.

Me sorprende viniendo de la actual administración que tiene el Ministerio de Cultura. Es decir, no del gobierno que sabemos se espera de todo y no exclusivamente del actual, sino por antonomasia del poder. Allí un músico cual Saruman, está emberrinchado en su ley que el rock no es cultura, y se ha emperrado en dicha tarea desde su torre de marfil.

Los argumentos en el expediente que tiene abierto el bar son tres: 1. El rock no es cultura. 2. Por ser rock no ha aportado nada al Centro Histórico. 3. Se pide una investigación de los ingresos, porque no creen que Farnés pueda vivir del bar.

Puta, digo yo. Especialmente cuando en vez de hacerla de la GESTAPO cultural debería de asegurarse que las instituciones nacionales como la Escuela de Danza, no se queden sin servicios básicos y tengan que cerrar, como leí en la siguiente nota de Prensa Libre. Es ridículo que se gasten el poco presupuesto en redadas para hacer intentonas de cierres de bares de rock.

Sí, los rockeros no son bonitos. Sí, se visten de negro. Va pues, vomitan en la calle. Órale, hacen bulla. He conocido muchos que no se bañan, pero es parte del look “mofeta”. Y que no trabajan, porque están crudos. Pero esa subcultura tiene muchos matices antropológicos que son inherentes a esta formación social.

El aporte musical, las letras, las historias, eso hace que la ciudad sobreviva. Son necesarios. Tienen una relación simbiótica con la urbe, una ciudad sin rockeros colapsa sobre sí misma, ellos son la materia oscura que mantiene el balance gravitacional entre la politiquería mierda y las bellas artes.

Todo eso y más ha desfilado por el Bad Attitude. Me hago llamar un miembro honorario fundador de tal lugar. Llegué a los pocos días en que abrió sus puertas y fui un constante a través de los años. Se lo presenté a muchos de mis amigos quienes también lo han hecho su veneno de elección.

La cosa es simple: en ese bar se encuentra la buena charla que una ciudad mediana merece. Es decir, la sorna, el júbilo de un sector social que se resiste a morir. Sí la decoración al ojo superficial puede ser una apología a la muerte con el resto de calaveras que decoran el lugar, pero no, es un grito desesperado entre tanta hueva vivencial.

Nunca me he sentido tan vivo rodeado de calaveras. Allí he bailado reaggae, he escuchado rock progresivo, homenajes a los grandes del rock, películas fuera de la programación Hollywood, encuentros con escritores, foros de la escena musical, debuts maravillosos, reencuentros, acústicos íntimos, electrónica potente, cumbia pegajosa, irreverente hip hop, hipsters, cooperantes, playeras negras, intelectuales y no tanto.

El gestor detrás de todo esto, José Farnés. El “Ron Jeremy” de la producción de eventos urbanos por excelencia. Un tipo inteligente, bonachón, que se da a querer y a respetar por el apoyo incondicional a las propuestas artísticas que se le acercan.

Así que no chingue maldito burócrata y haga el trabajo que le corresponde, que es apoyar al arte en cualquiera de sus manifestaciones. Y administrar que el poco presupuesto institucional sirva para que sigan bailando las niñas, sigan pintando los niños y sigan escribiendo los poetas.

(O como mejor funcione la permuta: sigan bailando los poetas, pintando las bailarinas, escribiendo los pintores. O los poetas encima de las bailarinas, o los pintores haciendo óperas sobre ello… usted escoja).

Larga vida a mi bar favorito. Aquí una entrevista con Farnés.

17 comentarios:

eLzaPPo dijo...

¡El Bad Attitude lo llevamos en la sangre!

Como vos decís, ahí hemos cantado, gritado, bebido y un par de veces llorado por la música, tributos, compañía y en mi caso, un par de noches de ir a poner música...

Berrinches que vayan a hacer a su casa. Si el Rock no es cultura, que le pregunten a Elvis, The Beatles, Ozzy, Led Zeppelin, Jim Morrison, Metallica, etc. en qué desperdiciaron su vida... Y por cierto, música de todos ellos hemos escuchado en este antro tan especial...

¡FUERZA JOSÉ "NACHO LIBRE" FARNÉS!

Alejandro M. dijo...

Te pelaste. Que buen post. Todo el sentimiento condensado en varios parrafos. Bad Attitude es el unico lugar donde han desfilando infinidad de musicos y se la ha abierto la puesta todos los generos musicales. ESO ES CULTURA por la gran puta. Que entendera esta gente por Cultura. Farnes, estamos con vos y sabes que cualquier cosa pegas un telefonaso y me decis que edificio tenemos que quemar.... pajas... derrepente me van a tachar de terrorista. Buena onda

SanSimón dijo...

¿Quién faculta al Ministerio de Cultura para meterse con un bar? Usurpación de funciones se llama eso...

Miss Trudy dijo...

La cosa va mas hondo de un funcionario, pues ademas, parece que hay un comite de barrio bien cuadrado alegando al respecto de tener bares en la cuadra. Y que este atrae "peludos" etc. Como sea, totalmente de acuerdo contigo, vision muy corta no ver que el rock es cultura de raices muy hondas y muy antiguas ya. Farnes ha hecho muchisimo por alentar y apoyar el desarrollo de musica original guatemalteca en los generos de rock y reggae y se merece nuestro apoyo.

Anónimo dijo...

Lamento mucho que el fascismo cultural llegue al extremo de atentar contra el rock, pero esa actitud de los cuadrados no es nueva, recordemos que en los inicios del rock'n'roll, hubo en los Estados Unidos intentos por diferentes ligas sociales de censurar tal movimiento, cosa que no frenó el ímpetu de un ritmo que se llegó a convertir en un fenómeno social de gran envergadura y de amplio espectro. Me solidarizo con mi amigo Farnés, pues he estado en su bar, donde tuve un conversatorio acerca de mis novelas rock Rockstalgia y Rockfilia y fue un evento donde los jóvenes que asistieron, tuvieron una participación efectiva respecto al rock y la literatura.
Te apoyamos Farnés.
Jorge Godínez.

Eddy dijo...

¿Por qué siempre la tienen contra el rock? Primero fueron las rapadas a melenudos y las manoseadas a patojas en minifalda practicadas en tiempos de Arana Osorio. Luego la afirmación de que eran guerrilleros. Los rojillos, ebrios de Silvio y guaraguaos, los acusaban de "colonizados culturales". El vecino puede tolerar el reguetón que pone el chavo de a la par y la gritería a medianoche que se arma en la iglesia instalada enfrente de casa, pero si en la cuadra abre un lugar frecuentado por "peludos" rápido se persigna y los denuncia ante las autoridades.

Si esto ocurre "en tiempos de solidaridad", ¿qué pasará cuando la teocracia evangélica, la mano dura o ProReforma gobiernen el país? ¿Por qué se tolera que la gente se emborrache oyendo a Bronco y los Temerarios en lugar de hacerlo con The Doors y Metallica? Como dice mi papá, estos burócratas no tienen ni madre que los parió ni oficio productivo en qué ocuparse.

David Lepe dijo...

Bad Attitude es uno de los pocos lugares que se arriesga a recibir propuestas culturales en verdad alternativas y arriesgadas. Así como celebraciones del rock.
Ese es el peso del lugar y de Farnés. No quisiera que cerraran el bar, tengo muchos buenos recuerdos.
Y eso de que el rock no es cultura, es una de las estupideces más universales que existe.

Leo dijo...

Excelente!
Aguante Bad Attitude
Farnes = Ron Jeremy

Anónimo dijo...

EStoy de acuerdo con Lepe: Tengo buenos recuerdos del lugar. Lo peor es que parece que quien está tras todo esto es un nejete que hizo fama y dinero tocando en un grupo de ROCK.

El Chacal

Mauricio gonzález dijo...

Estoy de acuerdo.

Menos en esto:

"...una ciudad sin rockeros colapsa sobre sí misma, ellos son la materia oscura que mantiene el balance gravitacional entre la politiquería mierda y las bellas artes."

¿balance gravitacional? Si bien no son lo mejor de la sociedad, tampoco se me inflen con que son una pieza imprescindible.

Buena onda, que no cierren el bar. Tengo un chingo de cuates roqueros y me gustan esos lugares. Pero tampoco hables babosadas de que la "cultura underground" es equilibrio.

Mientras menos bolos, mejor.

Leslye Tánchez dijo...

Ay no hoy si se saltaron la barda. Me fui de espalda cuando lei las pendejadas esas de que el rock no es cultura, QUE DEMONIOS LE PASA A ESA GENTE!!!!
Cómo así que no es cultura, si la Municipalidad y el Ministerio de Cultura en Bogotá hacen uno de los más grandes festivales de Rock, apoyados y financiados por ellos. Ah perdón se me olvidaba que estamos en Guatemala caracterizado por cierta mancha cundida de ignorancia.
Poota es que hasta respirar parece un delito que terrible. Me siento indignada no solo desde la tarde traia un grito atoradote en la garganta, estoy en la montaña y no puedo gritar porque me cae el comite de vecinos!!!

Estoy leyendo aquí claros ejemplos de mojigatería, como un idiota que dijo en la Prensa que Cultura Profetica eran del demonio y que Metalica era mala influencia PARA LA JUVENTUUUUUD DE GUATEMALA. MAla influencia la existencia de tanto parásito basura que se llena la boca de cristos y de buenos modos mientras que con el pensamiento se agarran a su misma virgen.
Pero en fin, ya ves lo que provocas por andar ahi comunicandonos. Dardón sos un incitador jajajajaja.

Axolotl dijo...

Es triste que se discrimine hacia las subculturas o el "underground" basándose en pura apariencia. Farnés nos ha apoyado mucho, a todos los que hemos tenido alguna banda, y tiene todo mi apoyo de regreso. Sería una lástima cerrar ese bar, de verdad.

Anónimo dijo...

Para variar el CEROTE del aluxnahuero......ojalá se vaya ahorita que renunció el perro ineficiente de su jefe.

Aguante Bad Attitude!!!!

Andromeda dijo...

hace varios sábados atrás tuve la desagradable experiencia de estar presente cuando llegó al bad attitude una comisión como de 100 personas, entre policías (de todas las divisiones), chuchos, representantes del ministerio de cultura, gobernación, salud,la sat y creo que hasta el renap iba representado en la "multisectorial".... en vez de estar luchando contra la delincuencia que se vive en el transporte público o recientemente las extorsiones en colonias de la ciudad; fue para todos los presentes una velada desagradable, cuando uno busca un poco de relax luego de duras jornadas de trabajo de la semana. porque eso si, los rockeros somos hediondos, peludos, mal vestidos pero honrados y trabajadores...pero en este país cualquier ignorante con poder hace lo que mejor le viene en gana y todo mundo apoya con sus votos..... para qué sirvió ese gentío ???? me pregunto cuánto le ha costado al pueblo costear semejante comisión ???? qué resultados obtuvieron ???? y lo pregunta del millón, qué beneficio le trae a la población el cierre de este espacio cultural ????

Jose Alberto dijo...

Es lamentable que nuestros impuestos sean utilizados para fastidiarnos y en lugar de estar atrapando a los delincuentes que están desatados en la calle causando actos terroristas en el trasporte público andan perdiendo el tiempo molestando a la gente que apoya y da a conocer a los nuevos artistas y músicos del ámbito nacional. Es lamentable también que el ministerio de cultura no tenga otra cosa mejor que hacer. Será que para eso se les paga?

Bad dijo...

Pensando en la situación actual del bar, se viene a la mente una comparación un tanto mitológica pero factible… La semejanza viene siendo a la película 300, donde Bad Attitude toma le papel de los Espartacos contra Los Persas (Sistema Burócrata), donde se luchado contra las comitivas de diferentes instituciones, las cuales hasta el día de hoy se a logrado salir con la victoria en manos.

Todo el que vio esta película sabe cual fue el desenlace de esta, lo que me hace ser realista que por el momento he pasado los obstáculos que han colocado en el camino de una manera legal, esto solo confirma que seguirán en la búsqueda de un pretexto que justifique el cierre del bar, por lo cual se seguirá en la lucha para que la vida del Bad Attitude continué.

Aun no comprendo a que se debe todos estos ataques, después de estos 6 años de funcionamiento, porque lo único que se ha buscado en este tiempo es promover la cultura musical guatemalteca en todas sus expresiones no solo Rock como hacen referencia. Por lo cual hago una cuestionante, cual es el error infringido? Creer en el talento musical nacional? No tengo respuesta para ello, así que se los dejo a su criterio.

bhios dijo...

que mal por el funcionario del ministerio de cultura y deportes no sabe que el rock no tiene apoyo pero sin embargo es una fuerza que mueve el pais el rock es cultura de ahi provienen musicos poetas escritores pintores sin la musica y sin el rock no tendriamos historia que renuncie por haber dicho esas palabras