martes, 8 de junio de 2010

COMO CONSOLAR A UN NIÑO TRISTE

Mi hijo es un niño con un corazón grande y brillante. Inteligente pero frágil. Últimamente ha tenido problemas adentro, en su ser, en su pequeña pero maravillosa psique. Es un niño muy reflexivo, introspectivo y con grandes verdades en sus ojos.

Ahora que mi cuota laboral es mucha, no he podido verlo entre semana, y a veces, ni fines de semana. Lo amo y lo quiero con todo. Lo necesito como él a mí y me parte este corazón viejo y usado, el hecho de que se atormente por cosas que no debería.

Actualmente le escribo un libro dedicado enteramente a él. Se llama Tratado de los Amigos Invisibles. Este título me hace pensar en un libro de factura similar - supongo - que sé que es bueno pero que nunca he tenido oportunidad de leer. Se llama Where Wild Things Are, del autor Maurice Sendak.

El año pasado hicieron al versión cinematográfica y aquí abajo están los trailers de la película. La necesito para ayudarme a ayudarlo. Ver la película o leer el libro. Incluyo como tercera opción la versión de la banda sonora del tema Wake Up, de The Arcade Fire. Lean lo siguiente, el poderoso discurso del protagonista. Es doloroso y bello.

“I'm Max. I'm an explorer.
I traveled by sea. I used to travel by air.
Will you keep out all the sadness?
I want you to be king forever.
Happiness isn't always
the best way to be happy.
It's going to be a place where only
the things you want to happen, would happen.
Carol, did you know the sun was gonna die?”

(Si no se mira completa la pantalla, siempre pueden verlos en Youtube... no sé cómo jocotes ponerlos en versión pequeña...)





17 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso es parte de aprender a ser padre ... sólo debe saber que siempre estarás allí.
Saludos,
YT

Luisa F.S.C. dijo...

Mi querido JP, espero que encuentres rápido la respuesta dentro de ti y de él. Yo no soy madre, pero lo que si te digo que el consejo que le des en estos momentos por los que está pasando tu hijo, lo recordará para toda la vida, lo marcará y podrá ser como su "lema" en tiempos difíciles. Abrazos.

Miss Trudy dijo...

Si, es muy triste cuando los niños sufren por cosas que por más que uno les diga, no comprenden que algún día pasarán y de adultos se preguntarán "¿Cómo es posible que yo haya sufrido tanto por una cosa así?" Peor aún, de adultos se nos olvida cuán importantes nos parecen las cosas que de niños nos angustian. No es mucho lo que podemos hacer excepto estar alli y darles la mano para que sepan que no estan solos y que tienen un refugio.

Anónimo dijo...

Pobres muchachitos, muchas veces no encuentran las palabras para expresar sus sentimientos.Por más que hagas micos y pericos,o les escribas libros, nada se compara con compartir con los niños, preguntarles como estan, jugar aunque uno ya esté viejo,el te necesita, necesita una figura paterna que solo vos como tata se la podés dar y no es hacerlo dependiente de vos. Perdoná que me meta en tu vida y te diga esto, pero ¿o el chance o tu hijo? Así de simple.

Anónimo dijo...

Lo único que te puedo aconsejar es que no hagas nada, sumergite con tu niño en su mundo y trata que te acepte como igual no como super papá. La niñez es tan pura e inocente y dura tan poco...seguramente si viviéramos bajo el código de un niño el mundo sería mejor...

En ese mundo no habría derrames de petróleo porque todos correriamos o iriamos en bicicleta a donde se tenga que ir, no habría guerras mas que de soldaditos verdes; no habria necesidad de llevar una marca de ropa, carro, calzoncillo o pluma para verte con alguien mas que la gana de verse y pasar el momento juntos...al día de hoy no he visto un perdedor en una chamusca o en un juego de muñecas.

Muchas veces logramos más sin hacer nada que haciendo lo que no nos corresponde...

carina de la rosa dijo...

Que Dios te de la sabiduria que necesitas para pasar esta etapa con tu hijo y que nos la de a nosotros tambien, porque Zephan esta pasando por una etapa algo dificil. Me conmovio mucho tus palabras y tambien me encantan . Y por lo de la pelicula Andre te puede ayudar con eso porque le encanta la historia
saludos。◕‿◕。

Jorge+ dijo...

He estado esperando mucho esta película y no sé si algún día llegue a nuestras salas de cine... en fin.

Yo no soy papá, pero me pongo en el lugar de hijo y cuando repaso la historia de la relación que tengo con mi papá y la de mi papá con su papá (mi abuelo), entiendo lo mucho que influyen todos los consejos y las palabras que un padre dice a su hijo y lo más chistoso es que muchas veces no es necesario que tengan sentido. Uno como hijo asume que su papá es un contenedor de toda la sabiduría del universo. Lo que importaba era el modo y la seguridad con mi papá me hablaba, uno como hijo le tiene mucha fe a su papá.

Nadie le enseñó a mi papá a ser papá, pero creo que lo mejor que él hizo fue ser testimonio vivo de todo lo que me decía y aconsejaba. Fue (y sigue siendo) mi amigo y nunca tuvo miedo de acercarse a mi y preguntarme "¿y vos qué onda?, ¿por qué esa cara?" y siempre escuchó todo lo que tenía que decir aunque fueran puras muladas... siempre me pidió ser conciente pero antes que nada, él fue conciente.

Espero en serio que Dios te de la guía y la luz para guiar los pasos de tu hijo. Te confieso que me conmovió mucho este post, fuera de las locuras que siempre escribís. Éxitos en esto y en tu libro, pero no esperés a decirle a tu hijo en el libro todo lo que podés decirle frente a frente. ;)

Jorge+ dijo...

Por cierto, si podés, mirá una muvi que se llama "Martian Child" con John Cusack... no tiene la fórmula ni es la solución, pero por lo menos da una idea... ;)

André dijo...

No creo que pueda ayudar mucho, yo también estoy aprendiendo a ser padre. Pero creo que son las cosas más sencillas las que generan más satisfacciones y alegría a los hijos.

David Lepe dijo...

Una gran película.
Se nos olvida lo que nos tocó sufrir a nosotros de niños, seguro fueron causas pequeñas.

Silvia Fortin dijo...

la idea del libro me parece genial, hace dos dias mi hijo me dijo que necesitaba decirme que ultimamente le daba miedo en la noche dormir solo, por eso el pedía que todos los dás fueran viernes que es el día que se queda a dormir en mi cuarto, la verdad yo siempre le pregunto como se siente, como le va en su día, pero nunca me había puesto a pensar como le iba en su noche, cuando me empezo a describir lo que sentía y lo que le pasaba en su cabecita, me indigne conmigo misma y me sentí muy impotente ante lo que él experimentaba, mi punto es que creo que la mejor forma de ayudarlos es ponernos en sus zapatitos, escucharlos y darles las herramientas para que no se sientan solos, aún cuando fisicamente lo estan, y que se sientan tan amados para encontrar la valentía sobre sus miedos. Esto de ser padres es algo fabuloso y también jodido, pero gratificante!! mis mejores deseos para ti y tu hijo!!!

Josue dijo...

La pelicula es increíble aunque no todos la entienden.

No soy papá aun pero si soy hijo y niño de corazón, si te sirve de algo creo que los pequeños bueno momentos que pasa un papá con su hijo pueden hacer olvidar cualquier problema. Saludos y espero que todo vaya bien entre ustedes dos.

Anónimo dijo...

La vida está llena de alegrías y tristezas, eso lo vivimos aunque no estemos preparados. No te sintas mal, es normal...de nada sirve lamentarse, de ahora en adelante que cada momento que compartás con aquel sea mágico, vos tenés la varita y el sombrero. A sacar conejos mi chapulín.

Anónimo dijo...

yo tambien me pongo a llorar

Nicté dijo...

creo que tu hijo tiene 5 años, esta terminando de formar su personalidad, necesita un padre que no esté solo por telefono, la paternidad también requiere esfuerzos, supongo que la mamá no dice "tengo mucho trabajo" también, es tu última oportunidad, como dice algún anónimo, o el trabajo o tu hijo, simple, las cosas materiales se pueden comprar después, si él está solo, los resultados los verás después.

Adelou dijo...

Un libro maravilloso, con pocas palabras y muchas imágenes para llenar la mente y comprender a los monstruos (the wild things) que llevamos dentro, incluso para aprender a vivir con ellos. A mi sobrino le encantó, supongo que los niños de 4 años entienden ese tipo de cosas.

Suerte patohojuelo :)

Ana González Ewens dijo...

en el fondo todos somos niños preocupados por cosas que no debemos....como padres también...a veces con mis hijos me siento jugar a los muñecos, a veces imaginando trágicas escenas y fantásticos escenarios como cuando jugaba sola debajo de la mesa...todos somos niños a veces ya ciegos de ver tantos horrores...