lunes, 7 de diciembre de 2009

DOMINGO DE FIN DE AÑO

es después de mediodía que me ducho
la calle repite el eco del desague
que lleva parte de mí
enormes minutos de agua sobre la piel
después la toalla lenta
esa nana que seca sin prisa al niño devenido
desodorante de talco
perfume de cuero y jazmín
lustro largamente zapatos de piel de becerro
escojo a dedo mis mejores ropas
el roce del algodón finamente hilado
vapores de suavizante
salgo flotando a la casi tarde
escojo una banca y me siento con las palmas
sobre las rodillas
mi respiración hace subir un aroma delicioso
desde el centro del angora de rombos
observo la nada
es decir
mis manos quietas espejos en que me miro horrible
cuando me tapo la cara
y ahora allí impávidas
luego de ordenar la agenda
la vida el amor
esos juguetes

3 comentarios:

MarianoCantoral dijo...

Me llegó tu descripción, como pa videoclip jajaj saludos Dardón!

Prado dijo...

está fino como escalpelo. permiso voy a encerrarme en mi cuarto.

Duff Man dijo...

Puuuf, me recordó una lica argentina Lugares Comunes. El cotidiano descender.