martes, 27 de octubre de 2009

ANTES DE SUBIRSE A UN BARCO HAY QUE APRENDER A NADAR

Eran días largos donde en las mañanas la noche aun dejaba un fresco recuerdo en esa cara del edificio. El sol empezaba a abrasar todo desde el otro lado. Yo me despertaba a las once religiosamente para desayunar televisión. Ella ya se había ido, se levantaba temprano a hacer su almuerzo y se iba a las seis estampándome un beso en la boca que me dejaba el sabor a menta antes de regresar a mi modorra.

La noche anterior me había dormido hasta las tres de la mañana. Todo por el insomnio maldito ese de no tener trabajo y todas las deudas del mundo. Ella me mantenía. Yo tenía sueños ridículos y ganas de no hacer nada. Pasaba horas enteras frente a la computadora. Jugando un juego maldito de matar gente. O correr autos. O conquistar civilizaciones. Esperaba allí encontrar la solución a mi vida.

Que esos comandos virtuales escribieran la novela. Que cada tiro hecho, cada cabeza explotada fueran páginas y páginas de lo que le prometía a ella. Y ella, me dejaba con mi mundo y la pantalla LCD. A las seis, entraba y era la fiesta. Cena y más televisión. Jugueteos de pareja. Charlas del día. Chismes. Yo inventaba mi vida de literato cuando tenía que escribirla y pensaba que lo haría algún día que nunca llegó.

Eso se repitió durante meses. Planes de viajar a muchos lados, de irse semanas al mar, o al frío, o al lago. Y nunca llegó nada, sólo más deudas por mi maldita manía de no hacer nada, de no querer hacer nada nunca. Qué triste he sido por Dios. Qué triste he hecho a la gente que me amó. Inclusive no pude darle un domingo de piscina y sol. Un puto domingo de calzonetas y cloro.

Recuerdo todo esto ahora que nado tres veces a la semana. Que nunca le enseñé a nadar y ella lo pedía, me decía que tenía miedo al agua y que por eso antes de subirse a mi velero, que compraría con las ventas de mi libro, tenía que enseñarle a nadar. A sobrevivir adentro de un cuerpo de agua, flotando. "Es sencillo", - tuve que haberle dicho, "te agarras de la orilla y así, como cuando hacemos la siesta... soñar juntos Kichu, soñar".

23 comentarios:

Miss Trudy dijo...

Wow. Bueno. Y empapado en una nostalgia y "regret" que realmente calan. Felicidades.

Regina dijo...

Tantas cosas que quisimos hacer o dejamos de hacer por miles de razones, cada vez que nos acordamos le encontramos otro detalle que quisimos haber hecho o deshecho, me gusto mucho talvez porque estoy nostálgica, saludos!

Anónimo dijo...

Yo me levanto a las once religiosamente para desayunar televisión. Ella ya no está.

Wendy García Ortiz dijo...

Afortunadamente existen momentos de lucidez en los que ves para atrás y reconocés las cagadas. Lo que queda después es, no repetirlas.

Anónimo dijo...

El que lo ha vivido no lo entiende, se hermana. Ese desvelo propio de la impotencia ante las responsabilidades no es otra cosa que crudo. Me ha tocado y me volverá a tocar sin duda. Pero siempre hay que corregirlo a base de la receta tradicional: huevos, y harina.. Hasta los errores del pasado se pueden arreglar, sólo que toca hacerlo con acciones presentes.

michelita dijo...

me gustó. cuando nos arrastramos nos encanta recordar lo que no hicimos.

Ana dijo...

Comparto esa particular necesidad de enfermarse de nostalgia.

Habrá que buscar nuevos
pendientes
he intentar que no lo sean,
como correr entre tulipanes, ver la aurorea boreal con la cabeza en blanco, Y por supuesto: no dejar de soñar.

Lindo, muy lindo texto.

Un abrazo¡¡¡

Ana

Engler dijo...

y yo que estos dias habia estado feliz y hoy llueve en la maldita ciudad... todo a destiempo!

Prado dijo...

el novio de mi mamá una vez me iba a enseñar a nadar. yo tenía seis años. me dijo que me tirara al agua, que él me recibiría. yo me tiré y él se quitó. me hundí y mientras lo hacía, vi lo cristalino del agua penetrada por el sol, iluminando piernas velludas de tipos que sostenían a sus hijos.
aprendí a nadar once años después.

Paco dijo...

soundtrack suggestion

boys don´t cry
The Cure? ;)

http://www.youtube.com/watch?v=iJ7QRNG4gEY&feature=fvst

eMe dijo...

Hola Juan Pablo, estoy preparando un nuevo post para mi sección de blogonimia, y me gustaría saber el orígen del nombre de tu blog y si tienes alguna información adicional que quieras compartir. Muchas gracias.

http://www.lacoctelera.com/eme/categoria/blogonimia


EXITOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

LUIS PAUL dijo...

Que real se oye.... que sincero... Saludos manito... sigue adelante Pablo, sigue nadando mas fuerte...Y usando ese talento..

Anónimo dijo...

que belleza de texto, lleno de verdad, lo leo y pareciera que lo estuviera oyendo, que belleza realmente.....

Fabrizio Rivera dijo...

Que lo pario!!

No termino de sorprenderme. He leido dos o tres post. Y cada vez mejor uno que el anterior. Gracias por tus post.

El soñar despiertos nos mueve.

Saludos JP.

eMe dijo...

Hola, acá puedes ver tu blogonima:

http://eme.lacoctelera.net/post/2009/10/29/por-el-blog-fe-rata-se-llama-asi-blogonimia

EXITOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

me gusto tu post, felicitaciones

"Yo"

Anónimo dijo...

Ya que hablás de nadar. Entre a cagar y me salió un gran cerote negro, me acordé inmediatamente de vos...

Juan Pablo Barrios dijo...

Hola JP, me gusto el post, me sienti representado ahi, se me hizo muy Bukowskyano, me encanto.

Engler dijo...

solo que bukwosky no nadaria tres veces por semana al menos que fuera en alcohol...

Dardon/Duce dijo...

CON tanto SEGUIDOR que INVENTO me ESTOY desplazando A mi MISMO

Anónimo dijo...

Hoy si me gusto, ya vio que si puede escribir algo bueno.

1313 dijo...

De todo lo que te he leido, este post es sin duda alguna el mejor de todo. Realmente bello, sobre todo el ultimo parrafo. Y es que como cuesta, no?... agarrar aire y flotar puede nunca aprenderse...

Bello.

Afecto

LG dijo...

Buenísimo tu post. Yo también me identifico...
Saludos.