domingo, 1 de marzo de 2009

SATANÁS ERA SCOUT

En serio. Y era malo porque le pegaba a sus compañeros de tropa. Andaba con una pistola escondida porque las armas son prohibidas en el escultismo. Era loco. Loquísimo. Le daba riata a todos para que fueran machos como él.

Ser amigo de Satanás tenía sus ventajas. Por ejemplo, que nadie se metía con él ni con sus amigos. Ni el mismo Dios personificado. Disparaba a los pies de los demás para verlos saltar como en las caricaturas de vaqueros.

Si otro se cambiaba de tropa era entendible porque era hueco. Pero no sus amigos, allí sí montaba en cólera y a repartir verga que es dura. Pedía nada más que fidelidad. Y dinero.

Juró que se haría millonario. Le vendió la casa a su madrecita y se fue a Zacapa. Allá se metió a narco y le fue muy bien. Ese negocio siempre necesita de locos e idiotas.

Subió en la empresa. Es decir, rellenó gente de plomo a reventar. Odiaba que sus amigos, en la tropa de cuando era niño, fumaran mota. Y vaya que a sus amigos les encantaba la marihuana.

Aborrecía las drogas porque decía que solamente la gente sin huevos, los huecos y las putas, las usaban. Recogía todo el monte de sus amistades y lo quemaba. Nadie decía nada.

Narco pero limpio. Cero vicios, nada de guaro ni cigarro. Solamente puras mujeres, pero adictivas como la misma piedra. Eran ninfas cuidadas por un Minotauro.

Se le murió la mujer a Galamatías y regresó a la zona cinco para el entierro. Un desfile de pickups de doble tracción con un ejército de AK´s. Impresionante.

Disparaba al aire de contento unas beretta gemelas de oro. Nueve milímetros. La policía quizo entrar al barrio para ver qué pasaba y les dijeron que Satanás había regresado.

Nunca lo conocieron. Pero se respeta a cualquier animal que se haga llamar con el nombre del diablo y se fueron a pedir mordidas y a registrar muchachos que jugaban futbol a muchos kilómetros de distancia.

Le puso a Galamatías una fábrica de zapatos porque una vez de niños él cargó la culpa de una maldad que había hecho: robarse la pañoleta del jefe de tropa y prenderle fuego en el patio del grupo.

Todo loco está tocado por los ángeles de una u otra forma. Afortunadamente Satanás es el mismo ángel caído.

11 comentarios:

Duchessa di Lossi dijo...

Mara tipo el Satanás abunda acá en Guate, verigud Juanpa! Un abrazo!

Anónimo dijo...

Un consejo: cuidado con este tipo de textos porque te pueden mandar a matar. Esa gente no se tienta el alma. Bajale las revoluciones.

Leon dijo...

Historia grues, no cabe duda, digna de un corrido de los Tigres. Me impresiona que el cuate no haya consumido nada, solo sabía de otro de similar frugalidad, ya difunto, Gálvez Peña (el Rey del Bicarbonato). Es cierto que abundan, pero la mayoría consumen. Muy buen texto.

Anónimo dijo...

Vos te deberías de estar echando riata con Steven Spielberg por un libreto para una lica, jajajajaja.

Buenos personajes y comparto con la Duchessa di Lossi y Leon que esa mara abunda acá en Guate en todo Nivel Socio Económico.

Saludos...Federico

Lucha dijo...

He conocido narcotraficantes con mas clase y cultura que un Nobel de Literatura. Así como ha escritores que parecen narcos por sus pocos sesos y nulo vocabulario.
El mundo del narcotráfico está lleno de prejucios y mitos, en la vida real no es tán fácil estereotiparlos, las nuevas generaciones de narcos, uff.. son otro rollo, pueden estar graduados de Harvard o Princeston y ser metrosexuales.
saludos desde pana

Lester Oliveros dijo...

Sin Tetas no Hay Paraiso... que vivan las niñas de Pereira, jejeje, y uno de los libros de Aldous Huxley que todos deberian leer: Un Mundo Perfecto.

Anónimo dijo...

Olá! Jarry P.

Todo hombre tiene un demonio dentro, c/ quíen lo maneja a su antojo. unos desde los bandalismos hasta narcos. Otros si no són diablos son guerreros y en todas las revoluciones hay ó hubierón grandes demonios. Y demonios hay en todo el mundo o mejor ducho en todos nosotr@s...

Saludos

Cristianmejia dijo...

y el corrido? Porque esta vaina necesita un soundtrack.

Anónimo dijo...

Otro "urban slice of life" inspirado por la narcocultura. Muy interesante.

Anónimo dijo...

aburrido vos y tus historietas de personajes gruesos, te va mas el rollo de la comedia. lanzate otro pues chato, de esos para cagarse de risa, pareces periodico hombre! jajaja!

Luis Figueroa dijo...

A mí no me extraña; si Hitler era vegetariano y no fumaba.