martes, 15 de abril de 2008

NI TE CASES NI TE EMBARQUES

He estado intentando subir mis videopost como no tienen idea. Pero la cámara de la macbook no es la mejor del mundo, ahora lo sé. Así que para la gente que no me conoce, seguirá con la duda sobre el tono de voz, gestos y esas cosas. La imagen no caza con el audio y me miro como mala traducción de película china al inglés.

Aparte que ayer tembló y me encontraba en casa esperando no sé qué buena iluminación de parte del dios de poker (cosa que no vino) y me imaginé la ciudad soterrada de nuevo como en el 76. Ese fue el año que nací. El año del dragón rojo, según los chinos, bajo la casa de Aries. Puro fuego. Y vaya que me gusta incendiar las cosas.

Mañana en Sophos se presenta la revista Zum, un fanzine sobre cultura urbana editado por el colectivo La Urbe, a las 18:30 horas. Los esperamos, vamos a hablar sobre las cosas importantes del mundo editorial, de fanzines y soluciones epistemológicas al dilema de porque los periódicos son tan pura mierda y nunca publican lo que queremos, o sea, cosas interesantes.

Me gusta la vida. Vivir es un hecho delirante, alucinado, apasionado. Gracias al mundo de la música, tenemos muchas nuevas tendencias que se amarran a la moda. Y la moda de estar triste tipo Emo, no me gusta. Sabría que envejecería cuando las nuevas tendencias dejaran de gustarme. Y ahora que empiezo a ser grande disfruto de tanto que realmente no me caben en la cabeza los emitos.

Digo, respeto a los que deciden matarse porque no soportan la vida, pero a los que andan pregonando que si, cuando no, no. Quien se mata no amenaza, sencillo. Así que esa falsa sensibilidad me revienta. Y no digo que no sientan, porque todos somos sensibles a nuestra manera, pero andar depre no permite a nadie que realmente lo está, hacer algo como peinarse con el cabello sobre la cara así tan ridículo, delinearse los ojos, salir de shopping a comprar sus cinchitos de spikes, calcetas rayadas, jeans pitillos y practicar tristezas frente al espejo. Vivan solos, consigan trabajo huevones y van a ver que le van a encontrar gusto a los placeres efímeros como sonreir.

Hoy es martes.

12 comentarios:

Henoc dijo...

Men, a mí si me gusta el sentimiento de la tristeza, o mas bien, el de la melancolía, como el de lluvia de tarde y olor a tierra mojada. Pero no permanentemente, que hueva. Lo que me saca de onda de los "emos" (a parte de los poseros, que los hay en todo movimiento)es el hueveo descarado del gótico - dark, o como le queramos llamar, y del punk. Ya se que ninguna subcultura o moda urbana, se precia de pureza... pero puta, por lo menos alguna variante más interesante ¿no?

Trent Reznor cuando sufre se abre las venas mientras canta una voz desgarrada. R. Smith en su depresión te tira acordes de un Pink Floyd, pero oscuro, volátil, de escapatoria. No te dicen "sufro, sufro, sufro..., pero en mi patineta...y con calaveritas felices de retazo blanco y negro"

Juan Pablo Dardón dijo...

Totalmente de acuerdo bro.

Anónimo dijo...

como no mirate como estas vestido en la ilustracion y con esa cara pareces emo viejo

Juan Pablo Dardón dijo...

Pues bueno, también me dijeron que el gato que está a mis pies parece rata... sin duda las apariencias engañan. Emo viejo... no lo creo, chucho viejo no aprende trucos nuevos, y menos tan feos como andar de llorón. Aunque tu comparación me sacó un par de buenas carcajadas, te diré, ajjajaja.

jcab dijo...

Estos Emos... los vi en Guate la última vez que estuve por allá, pensé que era un rollo gringo y me sorprendió verlo allí. Por este lado del charco aún no ha llegado, aquí son mas clásicos todavía: punk, skinheads, rastas, la movida... y empieza el hip hop aunque lo confunden mucho con regueton.

Con lo del video en mac pues yo estoy haciendo mis primeros intentos y creo que con imovie se consiguen cosas interesantes.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Pues si que has andado de llorón, dale una revisadita a tus post y te verás llorando, como cuando te fuiste durante unas semanas.

CarmenDeBizet dijo...

Yo escuchaba musica de Stone Temple Pilots, Nirvana, Pearl Jam, etc. en la secundaria pero eso no me hacia "emo." No andaba con el fleco cubriendome parte del rostro ni vestia toda de negro. No andaba diciendo "pobre de mi" ni andaba como se dice en ingles, with violins in the background. Creo que los patojos que se autodefinen como "emo" no entienden realmente lo que esto representa/significa. Cada quien puede hacer como quiera, claro esta, pero creo que un "movimiento" no es lo mismo que una "moda" o "estilo de vida." Es decir, el andar vestido de negro con el pelo en la cara no lo hace a alguien "experto" en lo que se relaciona al sufrimiento humano. No es que sea insensible a los temas de la adolescencia, he trabajado con adolescentes, pero creo que hay maneras mas productivas para/de expresarse.

Juan Pablo Dardón dijo...

JCAB: seguro no tardará en llegar, según tengo entendido hasta algunas células de los salvatruchas se han colado por esos lados y con lo de la cámara, ya me dijeron que es porque grabo de noche y con malas condiciones de luz... ahora inician las pruebas diurnas, ya veremos, ya veremos... saludos!

ANÓNIMO: yo no digo que sea Ironman o Terminator vaa, lloro como todos, a su manera; pero tampoco paso cortándome las venas todo el tiempo, todos los días, con cada cosa que escribo, jaja! Qué hueva! Si así fuera nadie leería esta columna. Y para evitarte confusiones, desvelos y/o pruritos, ya puse mi rostro de nuevo... Saludos!

CARMEN: pues si, el grunge fue una depre parecida pero en drogas... los emo, en sus múltiples variantes son anti todo: no chupan, no fuman, no bailan pegado, unos no comen carne, unos no comen nada, otros comen sólo lágrimas... saludos hasta California!

Duff Man dijo...

¿Listo para el ZUM? Que no te chingue el chango, ni los emos, JP, hoy es miércoles.

Juan Pablo Dardón dijo...

Estuvimos listos... ahora las heridas de guerra duelen, AKA, la reseca... uffff morish!

Andrea dijo...

Todos usamos máscaras en la vida diaria, no importa cómo te vistas, cómo hables, ni cómo camines, no es más que "la cascara", la muralla que nos brinda comfort. Los emos y su tristeza de cartulina me dan lo mismo, sus razones han de tener, a lo mejor la apariencia es lo único que les queda ahora que se dieron cuenta que no son más que un número, una mera estádistica, y que es muy cierto eso de que "una sola persona no hace la diferencia".

Bueno, si lo pienso bien, no me gustan los emos, como que desvirtuan la depresión, con su rimel y sus hoodies banalizan los trastornos emocionales verdaderos, ellos con solo lavarse la cara y quitarse el pelo de los ojos vuelven a ser los niños de mamá.

Pobres críos, talvez no saben que aquellos que estan verdaderamente deprimidos, los que luchan cada día para bregar con su existencia, no necesitan de la pose, y muchas veces son los que más normales y funcionales aparentan ser.

A ver que nueva vaina nos hereda MTV.

Juan Pablo Dardón dijo...

Sin duda, nadie mejor que vos que conocés del tema para hablar de ello... una moda, nada más, quien padece de depresión sabe lo pisado que es estar así. Saludos mana, un abrazo!