viernes, 8 de febrero de 2008

AFEB: MEMÍN "EL TRISTEZA" PINGUÍN


"Léame la vida, Maestro Dardón, me temo que mi mujer me quema el rancho", me escribe esta alma torturada. Memín, tu futuro lo miro negro, sin albur ni nada por el estilo. No dudes acerca de si tu mujer te quema el rancho. Es un hecho.

Sé que fuiste niño estrella por muchos años, pero te pasó lo mismo que a Gary Coleman, no funcionaste por quedarte enano.

A pesar que intentaste con el atletismo, el basket, el fut, bailando, boxeando, rapeando y todos los posibles “andos”, la Fortuna no fue tu amiga. Según la novela Amistad, de David Pesci, es un karma.

En tu vida anterior fuiste traficante de esclavos en Costa de Marfil y eso te signó a lo que eres ahora: un sufrido y desempleado actor de historietas. Pero no desespere señor Pinguín, resígnese, porque según el horóscopo de Urbano Madel publicado en 1992 en Prensa Libre, donde me auguraba un buen año el viejo cabrón ese pero falló, dice que seguirá reencarnando en oficios horribles.

Ahora le tocó actor desempleado, luego viene presidente de la República, jugador de los Cremas, diseñador de modas (con mañas incluidas), policía, diputado, jugador de los Cremas otra vez, editor de cultura de El Periódico, Condorito, bibliotecario, sacabolos, George Bush III, diseñador de periódicos y el peor de todos, reportero.

Los años pasarán hasta que este sistema solar sea tragado por un agujero, adivine don Memín... negro! ASÍ SERÁ!