viernes, 8 de febrero de 2008

AFEB: LUIS "EL COYOTE COJO" VILLACINDA


Con esta fotografía inicio mis labores como visionario y biógrafo, Adivino Futuros y Escribo Biografías (AFEB), arranca de buena manera esta serie adivinatoria. Les explico, cuando llegó a mi poder esta imagen, inmediatamente los libros en mi biblioteca temblaron, las hojas de las plantas del apartamento se marchitaron, los perros aullaron y la banda de vagabundos que tengo en la esquina de mi apartamento orinaron al únisono...

Luis Villacinda, según El Aleph de Jorge Luis Borges, nació un fatídico día de marzo. Fatídico para su madre dado los grandes dolores de parto que este niño relativamente pequeño, pero cabezón, ofreció a su progenitora al momento de nacer.

Creció como muchos niños con un sueño: ser el mejor. El mejor tendero que haya dado Guatemala. No contaba con los infortunios del destino que le puso una brocha en la mano. Y así inicia su periplo como pintor de vallas panorámicas hasta que fue despedido de sus labores porque le tenía miedo a las alturas. "Lo mío es tener los pies sobre la tierra", dijo antes de bajar por la escalera de los bomberos municipales, quienes entre risas, le aconsejaron buscar otro trabajo.

Pero no, necio, necio, aprendió algo de diseño y se dedicó a eso, a diseñar. Trabajó en reconocidos periódicos como Sexo Libre y La Extra, donde sus diseños fueron altamente premiados y reconocidos como los mejores por el CPM (Comité de Pornógrafos del Mundo). Ahora trabaja en Siglo Veintuno y descubrió su verdadera vocación: tequilero.

Y precisamente las curvas de la vida lo llevarán hacia allá, a la Meca, el Parnaso, el Nirvana de todo seguidor de dicha bebida: a México. Puedo verlo con sus maletas yendo hacia el norte como coyote, traficando inmigrantes y vistiendo a la usanza de.... de.... (consultaré la revista Vanidades... unos minutos....).

Los textos hablaron... Corín Tellado me iluminó: su indumentaria parecerá un híbrido entre Snoop Dogg, Chalo (de Venga con Chalo, Venga), Omar (de Viernes Verde), Felipe de Borbón, Fidel Funes y Fidel Celada. Puedo verlo difuminado en un salón de baile en el barrio Tepito, tronando tacones con las inmigrantes centroamericanas, botella de tequila en mano, convertido en todo un maestro de la cumbia. ASÍ SERÁ.

2 comentarios:

Duff Man dijo...

Algo me dice que Luis se encargará de revivir la gloria de Yuri y su Jugo de Piña. Si él no puede, ¿quién?

Villacinda_ dijo...

Bien, mi destino esta escrito, voy a buscarlo...

Salud!