jueves, 24 de enero de 2008

POEMA SOBRE UN GATO


Saben, me gustan esos animales. Así que le tengo un libro a una gata que me acompañó por un tiempo y que se llamaba Samanta. Sam, en corto. Pues esta gatita era una especie de mi confidente en un tiempo donde todo era extraño y me enclaustré en una casa lejos a sufrir. De allí sale un libro que se llama Poemas de Sam, que estará pronto a publicarse en el sitio http://www.librosminimos.org/ manejado por el vivaracho, suspicaz y guapachoso Julio Serrano, poeta de la buena cepa. La gata de la foto se parece mucho a Sam, pero no es ella, me la robe de http://www.catfacts.org/ . Como muchas cosas en mi vida, este poema no tiene título...


-----------------------------------------


amor
tengo una gata que se llama sam
y me recuerda a vos
por su mirada de piedra

se junta a mí
me unta el cuello por el pecho
me tira sus ojos
para derribarme

se llama sam la gata
se enoja cuando expelo humo
en su cara
araña mis libros la cabrona
se orina en mi ropa sucia

esconde huesos bajo mi cama
para que no olvide
que en ella
cabalga la muerte


-------------------------------------

17 comentarios:

A las jueves, enero 24, 2008 3:41:00 p. m. , Blogger Wendy García Ortiz ha dicho...

Tu poema acaba de traer de regreso el vacío que dejó mi mascota. Se dormía sobre mi pecho cuando yo estaba triste. La única en la que estaba conmigo a pesar de mí y de las circunstancias.

Salú compañero!

 
A las jueves, enero 24, 2008 3:44:00 p. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

A mi gata le gustaba dormirse en mi cuello, había momentos en que de me asfixiaba pero la condenada no se quitaba por más que la obligaba. Un amor los gatos!

 
A las viernes, enero 25, 2008 7:54:00 a. m. , Blogger TICTAC ha dicho...

Hay amores que arañan...dejan marcas y el corazon sangra poesia.

Bellos versos. Te felicito por la publicacion, ya visite' el sitio, me mantendre' al tanto para leer tus poemas.

Dice una leyenda que el gato fue creado por Dios a traves del estornudo de un leon, por pedido de Noe para eliminar los ratones que habian llenado el Arca...

un abrazo!!

 
A las viernes, enero 25, 2008 8:00:00 a. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

Me gusta la historia de la creación del gato y cuando suban el libro, pues pongo un aviso para que lo visiten. Saludos !

 
A las viernes, enero 25, 2008 9:51:00 a. m. , Blogger Leon ha dicho...

Ahí avisás, porque me encantó el poema: un homenaje no a una gata sino a una cómplice nocturna. La mía, LaPerla, era una pequeña diosa egipcia encarnada en estos tiempos, vivió 15 años conmigo y disfruté su compañía como la de nadie más en la vida. Tanto que ahora, años después de su muerte, todavía la sueño (y por eso hasta me acusan de zoolotra y de zoófilo...).

 
A las viernes, enero 25, 2008 10:00:00 a. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

Fijo mano, ya queda en labores del
Serrano. Y sí, más que una gata es la cómplice que vos decís, lo interesante de esto es tooooodo el tiempo que duró con vos. El vínculo es realmente grande...

 
A las viernes, enero 25, 2008 1:53:00 p. m. , Blogger `°*ஜღ moka ♥ღஜ*°´ ha dicho...

adoro los gatos! tengo 2! que lindo este blog! salu2

 
A las viernes, enero 25, 2008 2:04:00 p. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

Gracias Moka! Ya entré a tus blogs pero no me gustaron porque están en italiano, y no hablo italiano así que no entendí nada, jajajaja. Son mentiras! En fin, gracias por la visita y déjame decirte que qué cara más linda tienes! Saludos hasta Italia!

 
A las viernes, enero 25, 2008 4:49:00 p. m. , Blogger Duff Man ha dicho...

Vos, los gatos son seres místicos; por algo será que en Guate somos pocos los amigos de ellos. Hermoso poema.

 
A las domingo, enero 27, 2008 5:36:00 p. m. , Blogger Rossana ha dicho...

Ya sabés que tengo cuatro gatos, porque los viste en la foto. Pero solo con una tengo una relación especial. Me resultó muy muy buena la última estrofa de tu poema. Eriza.

 
A las lunes, enero 28, 2008 7:31:00 a. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

DUFF: Es cierto mano, a poca gente en Guate le gustan los felinos... buena parte son "dog people". O simplemente perros y perras, jajaja.

ROSSANA: Gracias por los comentarios! Me gusta que le haya gustado la última estrofa... saludos!

 
A las lunes, enero 28, 2008 1:02:00 p. m. , Anonymous Marcia ha dicho...

awn! yo amo a los gatos también... solía tener dos antes que el olor me desesperara... entonces opté x adoptar a "La Pelusa" (una pecosa coquer americana)

Pueda que no tenga mucha paciencia pero ahora extraño a las dos gatas condenadas... se comian mis huesos y eran super fieles y no tan putas como otras...

Naa... que te puedo decir.. me encantó!

Hey siempre reviso esta tu cosa... me encanta...

Salú x Sam!

Marcia

 
A las lunes, enero 28, 2008 1:16:00 p. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

Bienvenida Marcia y gracias por el comentario. Creo que lo del olor se soluciona con un breve entrenamiento a las gatitas, o hacen caso o hacen caso. Muchas gracias por tus visitas y nos seguimos viendo por estos lados. Un abrazo!

 
A las martes, enero 29, 2008 10:38:00 a. m. , Blogger Moniquita ha dicho...

Yo soy "animalera" sin preferencia específica (creo), pero siempre he creído que los gatos son despreciados por la pura ignorancia... La gente simplemente no los entiende y no acepta que puedan tener SUS propias opiniones!!! Son bellos, admirables por su destreza, su agilidad, su capacidad de demostrar sentimientos con una sola mirada y además poderte reclamar CLARAMENTE algo que les ha molestado... YO LO ADORO!! Su ronroneo cantineador me mata y hasta el amoroso "amasar" (que conste que a veces en lugares un poco sensibles -o sea, doloroso!) me parece encantador! Su independencia y su autenticidad los hacen “poco atractivos” para aquellos a quienes les gusta que aunque sea un animal haga lo que ellos quieren… Un gato no es como el perro que si lo llamás, llega… Ah no… si el gato está muy cómodo o simplemente no tiene ganas de estar contigo en ese momento, ni se inmuta a mil llamadas y ruiditos cariñosos, eso sí, cuando te nota triste, seguro llega contigo a ronronear y a acostarse lo más cerquita que pueda de ti… CÓMO NO ADORARLOS!!!

 
A las martes, enero 29, 2008 10:44:00 a. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

Asi es Moniquita... yo prefiero a los gatos que a los perros (aunque los loros también están entre mis favoritos porque lo toman a uno como suyo, igual que los gatos) y me encanto tooooodo lo que dices sobre ellos porque es cierto. Ya va siendo hora de que me anime a tener otro gato, bueno, gata en mi caso (siempre he tenido empatía más con ellas que con ellos, por eso los Poemas de Sam, jeje). Un abrazo!

 
A las martes, enero 29, 2008 11:39:00 a. m. , Blogger Moniquita ha dicho...

Uy si de verdad querés una gatita... Ahorita hay unas bellas esperando que alguien las adopte en AMA!! Mis preferidas son Nucita, Rice (es bellísima) y Mary Jane. Enamorate de ellas en la página y de paso estarás haciendo una buena obra dándoles un hogar: http://amigosdelosanimales.org.gt/es/modules/rmgallery/categos.php?idcat=5 :o)

 
A las martes, enero 29, 2008 12:50:00 p. m. , Blogger Juan Pablo Dardón ha dicho...

Mmmmm, gracias por las sugerencias! Lastimosamente tendría que moverme de apartamento a uno más amplio y con algo de patio para que la susodicha no se aburra. Mi lugar es pequeño y tengo una cantidad bárbara de libros ahora, no hay espacio para nada y creo que sería cruel para la nueva huésped. Aparte que si se le ocurre jugar con mi biblioteca, estaría en problemas, jajajajaja. Muchas gracias Moniquita por las sugerencias, las tendré en cuenta y si sé de alguien, pues lo refiero. ;-) Un abrazo!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal