lunes, 17 de diciembre de 2007

ANTINAVIDAD


Me había hecho el firme propósito de no escribir sobre la navidad y esta época tan descerebrada, pero ni modo, en el espíritu de lo sucedido el sábado no me quedó otra que hacer mi especial Antinavidad.

Cuando era editor de Monitor, una revista de cultura urbana como pocas, teníamos la alegre tradición de hacer un especial en contra del desmadre navideño y le llamábamos cariñosamente el Antinavidad, que no era más que un compilado de sagacidad literaria, irreverencia periodística y diseño requetechingón.

Solventada la duda vamos a los acontecimientos: Fue un fin de semana intenso. Mucho tráfico y las compras navideñas. El comercio trasnochando y los convivios. El sábado tuve tres de los cuales no me hubiera gustado perderme ninguno pero por cuestiones del altamente encabronante plan luciérnaga de carretera a El Salvador, sólo pude asistir a dos.

El primero era con mis amigos de siempre, el club, la logia, la manada, el grupo de escritores contemporáneos: Ronald Flores, Alan Mills, Javier Payeras, Luis Alejos, Luis Méndez, Lorena Flores, Michelle Juárez, Sthepanie Falla, una amiga de Michelle que cae muy bien pero no me recuerdo de su nombre, Juan Pablo Serrano, su novia (soy malo con los nombres), Cristina y yo; todo bien organizado por el anfitrión, Julito Serrano. Nos hizo falta el Pancho Méndez.

Si algo cae bien de estas épocas es comer decentemente, cosa que hicimos, una pierna de cerdo (el animal más delicioso sobre la faz de la tierra, que le gana por una nariz a la vaca... lástima por los vegetarianos que no saben lo que se pierden) con su respectivo gravy; arroz con un tipo de monte que le daba un rico sabor, ensalada de frutas con marshmellows que me hizo pensar en lo bueno de la vida, pan dorado con semillas de amapola y un rico Blue Nun blanco y frío.

Hablamos de todo, pelamos gente, cantamos, recordamos y básicamente nos cagamos de la risa. Tom Wolfe hubiera estado orgulloso de vernos y por cierto que se los recomiendo para que lo lean, ayuda a bien pasar estas fechas.

Luego el retorno de hora y media hacia la ciudad (fue allá por San José Pinula), llegué casi a la una de la madrugada a la casa de Luis Villacinda donde se estaba llevando a cabo el convivio de los ex monitores, bastante animado entre tragos, baile y otros souvenirs. Me puse al día con mis otrora compañeros de trabajo y revivimos tiempos pasados, compartimos planes a futuro y la pasamos muy bien. Fue un gusto verlos a todos, o a casi todos.
El tercer convivio era el cumpleaños de mi buen amigo Maco Pineda, conceptualizador del proyecto Evilminded, baterista talentoso que solía reventar parches con Domestic Fool. Desde acá mis sentidas disculpas por faltar a tan magno evento y perderme el concierto que se hizo en su casa, entre amigos y buenos tragos, mientras a diez kilómetros de distancia "El Cangri" hacía bailar a toda una generación de chapines entre fresas, mareros y demás especies urbanas.
No me extraña que hasta un rockero de hueso negro se haya tragado sus palabras y bailado toda la noche con su novia al ritmo de Daddy Yankee. Amo al reaggetón tanto como amo la música de los 80´s, ambas me hacen bailar y me ponen de buen humor. Rockeros neandertales, sufran o crezcan.

Hoy domingo a trabajar porque apremia un pinche proyecto urgente como todo trabajo. Afuera pasan las posadas y me sorprende la cantidad. Me recuerdan a mi infancia y el desmadre con que apaleábamos las pobres conchas de tortugas mientras cantábamos coritos navideños frente a los nacimientos gigantescos de mi niñez. Ahora son más pequeños, aunque no estoy seguro si dejaron de serlo porque crecí lo suficiente.

¡Por cierto! Se me olvidaba comentar que el viernes pasado fue otro convivio, el del Centro Cultural de España. Lo hicieron temático: emularon una feria. Hubo lotería con premios, ponche con guaro, shucos, paches, tamales y algodones de azúcar. Comentábamos con Paulo Alvarado que cuando un fenómeno social tan natural como una feria es sacada de su contexto y llevada a un lugar como el CCE, en este caso, todo se vuelve novedad.
Muchos de los asistentes comentaban de lo lindo de las tradiciones y mirá que curiosos los cartoncitos de la feria! Hay no... tenía rato de no comerme un tamal! Tan ricos los shucos verdad vos! Y cosas por el estilo que la verdad eran realmente ridículas viniendo de la trompa de un chapín o chapina, que por muy emperifollados que anden que se dejen de mierdas que ahora les sorprende la esencia de este país. Vale por los extranjeros porque ni modo.

Luego el parrandón del CCE cerró con broche de oro al contratar al Grupo Tabaco (creado por uno de los fundadores del Grupo Rana y La Gran Familia), uno de tantos que se dedica a la música popular como merengue, salsa, cumbia, pop, etcétera. Y tenía rato de no asistir a un evento con música en vivo y fue realmente agradable sudarme toda la camisa al ritmo de la música y emulando los pasos de los coristas del grupo muy particulares. Bailé como descosido y quedé como fanático de Tabaco que realmente son buenos y si tienen oportunidad y el dinero ¡contrátenlos! (y me invitan...).

Un grupo de intelectuales se reía al vernos bailar a los que tomamos la fiesta en serio y seguramente hacían comentarios como los anteriormente descritos. Me puse a pensar que ese tipo de persona en particular, que se calza la playera de intelectual a fuerza de muladas, no es más que un dinosaurio marxistoide con mucha flema que vive de incendios pasados, o de glorias propias o ajenas. Y regularmente son ajenas. Ni tampoco son glorias. Gracias Tom Wolfe y Dietrich Schwanitz por la iluminación.

Pero afuera de los siempre alegres convivios, estas fechas se vuelcan ahora entre trabajo y una nostalgia perra que me tiene muerto. Extraño a mi hijo y quiero verlo en este momento, jugar sus juegos extraños donde me cuenta de sus amigos invisibles (el poema de la semana pasada es parte de un libro dedicado a él) y yo tratar de engatusarlo con el ajedrez y enseñarle ese fantástico juego que me encantó por noches enteras. Simplemente quiero abrazarlo y me duele no estar con él.

Así que mi Antinavidad ha variado mucho, acaso ya no tengo la rabia ni la irreverencia de antes ya que me veo inmerso con mi niño en la cultura navideña y la negociación de los regalos, la foto con Santa, la parafernalia de época y mi discurso no es el mismo, me repito frente a las cajas registradoras mientras entrego billetes. Me siento cansado y ahora tomo Lanzopral para la acidez.

Y la parte de los odios: el tráfico, la gente, los superprecios, faltan tantos días para Navidad, Santa Closes de colores, gomas, billetera que adelgaza, panza que crece y una sensación de no-pertenencia que no puede con nada. Acaso con un abrazo y un beso de la mujer que siempre he querido.

Así que si ya no escribo nada por el resto del año, un abrazo a todos ustedes que son como mi familia. Diviértanse porque luego viene la cotidianidad y enero es el plato horrible y necesario. ¡Tres veces salud!

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recuerda una de las versiones del clàsico Scrooge cuando un fulano se le ocurre la posibilidad de crear la Navidad II, no era màs que un arrebato mercadològico, y precisamente para muchos ese es el fin, mercadear en esta época. Los chapines nos quejamos que todo esta caro y que no hay pisto, pero el tràfico vehícular y de personas es impresionante (aunque ha disminuído).Para muchos nuestra navidad es compartir, con o sin el calor de los tragos, con los amigos y la familia. Las abuelitas, como la mía, se quejan de que se han perdido tradiciones como el nacimiento y que se ha cambiado por àrbolitos (canadienses, quichelenses, quetzaltecos, chiribiscos y robados ). Me gusto tu expresión antinavidad porque para muchos significa turnos, horas extras, tristeza, angustia por el dinero, por las retrancas próximas, por el culito que te dejo, por la suegra que como chinga y se tiene que ir a tu casa a pasar la navidad, etc.
Pero la alegría no pelea con nadie y uno debe mentalizarse positivamente. Espero que Dios nos de vida (y pisto) para el año entrante.
Saludos...Federico

CHC dijo...

Lo malo vos es que la mara, entre tanta celebracion y regaladera por pura, digamos "inercia", ya ha dejado atras definitivamente cual es la verdadera celebracion y se va en gastar y en chupar.

Si fuera al menos, de acordarnos de los pobres, no solo en esta epoca sino siempre, las cosas no se volvieran tan ANTI, sino en PRO.

Siempre es alegre disfrutar con los amigos y la familia.

Feliz Navidad, vos. Un abrazote.

CHC dijo...

P.D. Lo que me llego es que bailaste como descocido...jejejeje

CarmenDeBizet dijo...

Es increible el nivel de stress que las personas se asignan para esta epoca del a~no. A mi me gusta poner musica de la epoca en varios idiomas y creeme, tenemos una coleccion que ha ido creciendo. Uno de mis discos favoritos es Dixieland Christmas. Aca no nos estamos preocupando por los regalos sino por el pedido de tamales, chiles rellenos, pan frances y pan dulce que hemos hecho. La pregunta fundamental es, Alcanzara? Problablemente no, pero tambien tenemos pensado otros platos y no puede faltar el Zacapa Centenario con la caja de Coca-Cola Navide~na.
Ojala y no se pierdan las costumbre en Guate. Cuando estabamos alla y siendo la mas peque~na te puedo decir lo que vos ya sabes, que lo material salia sobrando. Recuerdo los momentos no los regalos. De seguro me regalaron cosas pero con el transcurso del tiempo los momentos son los que quedan...las cosas no. Yo recuerdo estar en familia, cantando villancicos, compartiendo con los vecinos, arreglando el Nacimiento y como ese olor a tamales invadia toda la casa.
Ahora ya de...er, vieja una de mis mejores Navidades fue cuando estuvimos en La Antigua y pudimos encender estrellitas (como cuando eramos chiquitas) y mi papa encendio unos volcancitos para la medianoche. Claro, yo no ayude, pero si supervise. Jajaja. Nos fuimos al segundo piso para ver los fuegos piroctenicos que ba~naban la noche de diferentes colores. Esa noche del 24 comimos mas de la cuenta y dormimos casi nada. No hubo arbol ni regalos, pero si hubo ambiente Navide~no. Saludos.

Andrea dijo...

Aghhh!!! Me perdí el convivio monitoresco y el cumple del Mako, y todo por mi vaina de volverme "empresaria", ni modo, asi ocurre cuando "crecemos", y nos vemos un sábado a las 11 de la noche arreglando los clavos de trabajo. Feliz Antinavidad

Duff Man dijo...

Mister Dardón, qué alegre estuvo donde Michelle y Julio. Lástima que le fallé a L. Villacinda, ni modo. Recuerdo mucho aquella columna en la última temporada de Monitor, la que dedicaste a tu hijo. Espero que puedan jugar en un espacio paralelo, quizás invisible. Un gran abrazo y salúu!

Juan Pablo Dardón dijo...

FEDERICO: sin duda tu abuela tiene razón en eso de las tradiciones, ahora las posadas se transformaron en romerías hacia los centros comerciales... donde creo que no ha disminuído el tráfico de gentes como vos decís. Comparto tus deseos para este fin de año. Saludos!

CHC: Es cierto, con acordarse en eso de los pobres. Hay que hacer lo posible en nuestras actividades hacer grande este paisito, eso sí, sin dádivas, sino con trabajo. Espero que todo te salga bien a ti y te deseo mucho baile también, que aparte de un excelente ejercicio físico, ejercita el alma! Un abrazo!

CARMEN: Me llegás! Qué buena onda que siguen con eso de la comida que es lo más importante de una cultura... sólo tengo que reclamarte lo del Zacapa Centenario con Coca, en mi caso lo prefiero puro! Así no se le pierde el magnífico sabor de ese espíritu. Te deseo lo mejor estés donde estés! Un abrazo hasta allá!

ANDREA: Sí, te entiendo, pero que hiciste falta, hiciste falta. Ojalá todo te salga bien con la empresa, un abrazo y estamos en contacto!

DUFFMAN: Si hombre! Buenísima la reunión y donde el Villa estuvo igual de alegre. Gracias por los buenos deseos compadre, un abrazo y saludos!

Elios dijo...

Yo me he permitido también hacerme un pequeño caprichito antinavideño...

Si la AntiNavidad es reflexión, la Navidad pura es AntiReflexión, y en la sociedad en la que vivimos eso es muy siniestro.

Un saludo, y bonito blog.

Juan Pablo Dardón dijo...

Elios, mejor no se pudo decir, excelente frase! Bienvenido y por allí llegaré de visita a tu blog. Saludos!

Lunatika dijo...

Hola, feliz año y todo lo demás, fue bueno ponernos al dia en el convivio de Monitor.
Aprovecho también para sacar un poco mi parte cursi, así que ahi va: gracias por tu apoyo en este año, porque aunque hay que rebuscar, he aprendido un montón de vos y aparte sos un cuate bien de ahuevo.
Muy bien, guardamos la parte cursi..
Abrazos y saludos!
éxitos en tus proyectos!

Juan Pablo Dardón dijo...

Gracias Lunatika, igual para ti y nos seguimos viendo el año entrante!

Anónimo dijo...

Si desgraciado pero lo rico hace que te perdone!! El alcohol y exceso de comida evitaron que me vinieras a ver igual de alcoholizado... oh por cierto... algo tarde mi comentario.

Besos, y si no has dado quien te escribio esto por la cantidad de referencias homosexuales... me podes saludar en el messenger mas tarde.

Salud

Facundo Escribiente dijo...

Relatos para la pira nació, precisamente, gracias a que en 2003 rechazaste dos artículos que me encargaste. Escribí sobre Woody Allen y la Navidad ¡dos veces! Y ninguno te gustó. Allí fue donde creé a Karl Sonderson, que dio pie en 2012 a la escritura y publicación de los primeros relatos. Espero que no pase este año sin publicar Todos los relatos para la pira. Saludos.