martes, 21 de agosto de 2007

EL CENTRO HISTÉRICO

Es una relación odio - amor para los que vivimos en este lugar. En el Centro, zona 1, la vida es una metáfora que se esconde detrás de personajes turbios como crackeros, carteristas, policías, agentes de la Saas (Secretaría de Asuntos Administrativos y Seguridad, los guaruras de los políticos), políticos, manifestaciones, artistas, escritores, vendedores de piratería, ruido de buses, choferes mierdas, escolares alegres, maestros cansados, oenegeros, cooperantes internacionales, travestis, gays, lesbianas, periodistas, prostitutas, rameros, comercio informal, y un interminable etcétera.
Siempre hay ruido. Siempre hay humo. Por las mañanas la algarabía de los estudiantes y el tronar de pistones de los buses, por las tardes los camiones repartidores se suman al concierto, y cuando uno piensa que la paz viene con la noche, los bares son el gran final entre miércoles y sábado. De domingo a martes, los ojos espectantes de los que se prostituyen en la calle, un silencio de pasos y ecos se transmite. Esos son las noches en que descansa el Centro.
Muchos me inquieres de por qué me someto a tal tortura vivencial, no lo sé. Adicto talvez. Por que la verdad leería mejor y me concentraría para finalizar la novela en una colonia residencial. La pinche novela que me tiene metido aquí, si viviría en la quietud de otro lado, con jardín y parqueo propio y que cuando lloviera oliera a grama recién cortada y efluvios florales, no el cáustico olor a almizcle de la orina de mis compadres los vagos que duermen afuera.
Es realismo el Centro, es lindo en su horror y la verdad, se come muy bien con un almuerzo de Q15. Para los que no frecuentan este lugar, vengan a conocerle de día y noche, es morboso. Créanlo de alguien que se resiste a partir.

23 comentarios:

CarmenDeBizet dijo...

Me gusta leer tu blog, leo y viajo a traves del tiempo y la distancia. Se que te lo he dicho antes, pero creo que es bueno ser redundante en este punto. :0)
Bueno, mira, de pequenya mi mama nos llevaba a mis hermanas y a mi a visitar a mi tia al Palacio Arzobispal en la Zona 1. (Mi tia es una monja). A mi siempre me llamo la atencion la Zona 1, las calles, la variedad de colores, olores y sabores en el mercado...el darle de comer a las palomas cerca del Palacio Nacional y la presencia del fotografo con la camara Polaroid siempre me llamo la atencion de ninya. Guardo a la Zona 1 en mi memoria principalmente porque camine por los pasillos del Palacio Azobispal aferrandome a la falda de mi mama porque las estatuas religiosas aunque bellas me daban no se que. Mi tia nos invitaba a una tacita de cafe como es de costumbre en Guatemala y platicaban entre ellas mientras yo me sentia algo asi como Alicia en el Pais de las Maravillas.

Juan Pablo Dardón dijo...

Gracias por compartir. Es cierto, a veces de vivir en este lado a uno se le olvidan los beneficios. Me falta agregar el post para terminar el Ying Yang del Centro Histórico, la cara agradable de este lugar. Y claro, quién mejor que Alicia para imaginarse en un lugar tan surreal como la curia? Saludos y siempre gracias por los comentarios.

Anónimo dijo...

O donde queda tambien los clásicos churros de 5 x 2 quetzalitos, cuando salis del portalito despues de haber comido el respectivo churrasquito y con dos chibolas de por medio,vas con tus churritos y ya medio zurumbo te da por comprar tu bolsita de maizillo y te pones a alimentar a las palomas habitantes permanentes de la plaza central (al menos es mi caso personal ja!)

y no puedo estar más de acuerdo con vos con que el centro es un lugar bellamente horrible!

saludos!
Alvaro S.

Lunatika dijo...

Hola, hablando del Centro... La primera vez que estuve sola por ahi, fue cuando iba a el Siglo para las reuniones de Monitor... Jaja, como no conocía, me perdí bastantes veces... son aventurillas que no se me van a olvidar Jaja.. Todavía ahora, que aunque mi novio vive por la Reco, y he estado más tiempo por el sector... no conozco mucho :)
Un abrazote!
PD. Has sido invitado a El Juego

Fiamma dijo...

Los recuerdos de mis años de estudiante en la capital estàn llenos de imàgenes del Centro... Tienes razòn, es lindo a pesar de todo.

Muy buen blog... ;)

La Filistea dijo...

Yo cuando vivía en Guate, me gustaba caminar por todo el centro, trabajaba en la zona 1 por la 19 calle, y me iba caminando hasta el paraninfo, a tomar el bus, a veces me iba sola fumandome un rubios mentolados, (áhh tiempos memorables del vicio) o con un chavo que era mi cuate, pero cuando nos daba la gana nos echabamos un trinque.

No, mejor me voy ya estoy publicando mi vida y secretos de ultratumba.

Ciao,ciao.

Juan Pablo Dardón dijo...

ALVARO: Es cierto!!!!!!! Los churros esos que de si comes dos tandas seguidas te da una diarrea digna de aparecer en Misterios Médicos del Home and Health! Saludos mano!

LUCIA: Así es, aun recuerdo las llamadas a media reunión los viernes porque vos andabas metida allí por el Cerrito del Carmen, absolutamente perdida y sollozando (jajajaja, son mentiras!). Por cierto... qué es eso de El Juego?

Juan Pablo Dardón dijo...

Muchas gracias Fiamma! Bienvenida.

Juan Pablo Dardón dijo...

Es cierto Fili, el Centro tiene historias de amor extrañas y a veces remover el polvo del pasado, sucede dos cosas: o se te antoja regresar o te nauseas de lo hecho. Yo también tengo cola machucada en ese asunto y a ver si luego se me ocurre exorcizar demonios por este medio... (será sano?)

Anónimo dijo...

El centro me trae muchos recuerdos desde acompañar a cuates a desvirgarse con las pepas, hasta cuando a uno le salio una con "palanca de velocidades" ya te podes inmaginar la cara del cuate.
Me da tristeza recordar un negocio que puse hace algún tiempo en la Zona 1, que tuve que cerrarlo por dos asaltos, la segunda vez me robaron todo. Allí también tuve mi primer empleo (ya demolieron el edificio).
Historias de mis abuelos de lo que era "sextear", que según cuentan, era el lugar más caquero de aquellos dorados tiempos.
En fin, como vos decís, hay un sin fin de historias y lugares que se resisten a morir, porque factores como la inseguridad (aunque hay peores) han hecho que la gente se vaya.
Saludos.

stephanie dijo...

Juan Pablo, has descrito El Centro de la mejor forma. Donde yo me encuentro a diario, contemplo el parque, con todos los personajes que lo conforman.

Soy testigo de las quejas del pueblo a través de sus manifestaciones, las propuestas políticas, los capiuceros del colegio, el focus group del desempleo. En fin etc, etc.

Comer bien con Q.15 yo conozco un lugar en donde comes bien con Q.13 y te regalan café. ;)

Suerte con tu novela, no creo que necesites cambiarte de lugar, El Centro tiene su magia, su realidad urbana de la que somos parte, aunque aveces la odiemos.

Como lo muestra el final de la película "El Perfume" es inevitable volver al origen. Nos leemos, saludos.

Lunatika dijo...

JAJA, que clavo q todavia te acordés JAJA

Es un jueguito para estar un rato con vos mismo y... pues eso, perder el tiempo pensando cómo sos vos.
http://lunatika91.blogspot.com/2007/08/el-juego.html
un abrazo

Anónimo dijo...

Irónicamente tiene su gracia la zona 1, recuerdo que hace años estudiaba en el CIAV y me iba de pinta (capiado o como chingados se escriba) a la Plaza Vivar a Rock shop a buscar posters, discos y cualquier cantidad de babosaditas rockeras. Son recuerdos de mi adolescencia, ahora con 29 primaveras encima, me entra la nostalgia, porque también me viene a la mente las mentadas estampitas del Mundial, una locura en el Portal del Comercio donde se topaba uno hasta con caqueritos, son huellas que han marcado de alguna manera la vida.

Saludos...Manuel

La Filistea dijo...

¿Será sano? Uhmmm pues no sé, talvez con un chaleco antibalas !

Juan Pablo Dardón dijo...

Cierto, y casco, y rodilleras, protector de dientes, hasta bunker si se pudiera! Jajajajaja.

Juan Pablo Dardón dijo...

ANÓNIMO: Jajajajaja, qué cague de risa! Definitivamente también tengo que escribir sobre las tétricas experiencias del descubrimiento de la sexualidad. Saludos.

STHEPANIE: Tenés que pasarme el chivo de donde los venden a Q13... he comido algunos de hasta Q10, pero la verdad, hacen más daño que bien. Seguimos en contacto y saludos.

LUNATIKA: Revisaré entonces la dirección y te cuento cómo me va...

MANUEL: No sería bueno organizar tours diurnos para aquellos nostálgicos de los años escolares? Imaginate: parada en Rock Shop, como dijiste; comerse un Chévere; ir a babosear al mercado Central; jugar maquinitas y conectar patojas en los parques (aunque ahora eso nos pone en apuros porque les doblamos la edad...) Saludos mano y bienvenido!

Anónimo dijo...

Cuanta riqueza histórica tiene la zona 1. Desdehistorias de personajes de este mundo que han deambulado por esas calles por 50,60 y... tantos años, hasta achimeros y "vendedores de incoherencias".
Para las personas que dicen que zona 1 es insegura, los invito a dar una vuelta por las zonas 3, 7, 18 y Mixco y hasta la misma zona 10.

Quetzali dijo...

Que buenos recuerdos de la zona 1, al llegar de mi pueblo en el occidente de Guatemala, fui a vivir ahi. Ya estoy vieja, cuando trabajaba por ahi, se conseguian los almuerzos a menos de 10 tuquis y eran buenos. Recuerdo una vez que nos asaltaron por Belen (10 Av.) iba con un fraile mercedario, el se panikeo todo y lo tuve que ir a dejar a Capuchinas. Tambien recuerdo lo de los trinques, prenses, detalladas o como le llamara la nueva generacion a las artes del amar.

gatos dijo...

Si, todo sea por la novela, ¿verdad?

Suerte.

Juan Pablo Dardón dijo...

Gracias por el comentario Quetzalí, creo que el tema de las artes amatorias también es digno de un post. Los sinónimos que se le agregan conforme cada generación, da para hablar mucho. Saludos.

Juan Pablo Dardón dijo...

Si mano, me está costando la condenada pero o la domo o la domo. Saludos Gatos!

Gerardo José Sandoval dijo...

Hay que comer donde Ronald. El único restaurant-estetica de Guate. Te regalan el café, comés por Q15 y salís recortado. Lo malo es que en ocasiones si pedís chuleta bien pueden darte ala de murciélago encebollada...

Juan Pablo Dardón dijo...

Jajajajajajja, que cague de risa! Dónde queda mano? Saludos Gerardo.