lunes, 18 de junio de 2007

ESCRIBIR DE NUEVO

Es un aliento fresco esto de la poesía. Luego de meterme de cabeza en la narrativa, me di un descanso regresando a los poemas. Aquí les va uno.

a los amigos invisibles les da por comer
el mío prefiere los alimentos fritos con aceite y todo
pollo verduras y camarones manzanas panqués
y hasta el agua frita
está loco y su dieta lo demuestra
nos enfermaremos le digo pero devora todo
una pared y ya tenemos frío
los ritmos y las ganas de vivir
una vez se comió a los vagabundos y la ciudad fue triste sin sus hijos

todo
la memoria con pan blanco y mayonesa
latex en su corazón nada respeta
se indigesta pero su hambre es hermosa resplandece
y me da ternura cuando pide de comer
es un tipo mi amigo invisible

ayer desperté sin recordar una palabra
y me confesó que se la sirvió en una cama de lechuga
a media noche y sin mi permiso

pero que no me preocupara
que tarde o temprano voy a olvidarlo todo
hasta de mirarme y yo también seré invisible
y entenderé el vacío cuando mire al mundo
y nadie me sepa

4 comentarios:

Karen dijo...

GUAU!!!! que bonito el poema, esto es parte de ubn libro? donde se consigue?

luis dijo...

Mi amigo invisible acaba de envidiar el menú del tuyo, y este poema también. Saludazos!

Juan Pablo Dardón dijo...

Gracias amigos y prontamente subiré otros de la serie. Saludos! JP.

Andromeda dijo...

Fantastica esa sombra interlocutora, entrometida, un amistad invisible!

Ps.
Me parece igualmente un relato.