miércoles, 30 de mayo de 2007

LA DERROTA

Anoche vi Little Miss Sunshine y me pareció una apología a la derrota. Magnífica, por cierto, ya que muestra lo que regularmente sucede en la vida real: todos los planes se frustan, y en buena parte, al mismo tiempo.
Una historia bonita y bien dirigida, a cuatro manos, por Jonathan Dayton y Valerie Faris (conductores de MTV y directores de videos musicales como Extreme, REM, Smashing Pumkings, Jane´s Addiction, entre otros).
El asunto es que me hizo pensar en los planes frustrados y empresas fortuitas en que me he visto envuelto de una u otra manera. Y en vez de sentarme a darme golpes de pecho y pensar en un honroso seppuku, me dio por reirme con todas mis ganas. Otra excusa para que los vecinos piensen cosas de mí, ya que eran las tres de la mañana.
Hoy justamente comentaba esto con Ileana, mi nueva amiga, mientras recordábamos escenas que a nuestro criterio, se ganaron la posteridad. Véanla y coincidirán conmigo.

3 comentarios:

gatos dijo...

Hola. No se porque(¿porque será?) yo me fijé más en el contenido que iba para la familia.
Igual, siempre es bueno ver una película estadounidense que no hable de 'alcanzar la victoria al final'. La vida no es asi.
Saludos.

CarmenDeBizet dijo...

A mi me encanto esta lica. No la pude ver en el cine, pero la vi por cable. A mi me chocan los finales felices porque asi no es la vida. Me fascino el final. Es bueno reirse de uno mismo, yo lo hago con frecuencia especialmente ahora con lo de la maestria. Me he hecho una promesa de leer todos tus 'posts' porque aparte de que son formidables, me ayudan a ejercitar mi espanyol. Saludos.

Juan Pablo Dardón dijo...

GATOS: Sí, una de las razones por las cuales me encantó la película fue precisamente esa, la vida prevalece sobre la historia.

CARMEN: Muchas gracias Carmen! Me halagan tus comentarios y bueno, me alegro que te sirvan como prácticas de idioma. Saludos.